Familia niega que el padre lo haya violado anteriormente

El niño había sido abandonado por sus padres cuando era un bebé y es criado por su abuela y su prima, quien es quien solicita en este momento su tutela.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) El jefe del gabinete argentino Aníbal Fernández calificó como una “burrada” y una “alimanada” la decisión de los magistrados de reducir la pena de un hombre que violó a un niño de 6 años alegando que ya había sido ultrajado por su padre y que tiene tendencias homosexuales.

Fernández pidió que los jueces sean llevados a un juicio político, relata la agencia AFP.

Los dos jueces, Horacio Piombo y Benjamín Sal, establecieron que la pena de Mario Tolosa, vicepresidente del club de fútbol de la localidad, se debía reducir de 6 a tres años y dos meses. El hecho ocurrió en el año 2011.

Alegaban que Tolosa abusó del niño, ya que este no había sido ultrajado, lo que supone que la pena es menor.

LA FAMILIA RECHAZA LAS VERSIONES OFICIALES

Durante el año 2010 el niño le dijo una frase a un primo que levantó la preocupación den toda su familia: “Te doy dos pesos y vos me chupás el pito”. Al ser cuestionado por la expresión alegó que así era como “jugaba con Mario”.

Posteriormente el niño dio señales físicas de haber sido abusado y relató la experiencia alegando que tenía miedo ya que Tolosa lo había amenazado con matar a su prima y su abuela si algo se llegaba a conocer, relata una nota del diario El Clarín.

El niño había sido abandonado por sus padres cuando era un bebé y es criado por su abuela y su prima, quien es quien solicita en este momento su tutela.

La tía del chico relató la vida del menor, pero negó que el niño hubiese sido violado anteriormente por su padre: “Mi hermano y la madre del nene eran un desastre. Andaban en la droga, en el alcohol, robaban juntos y hasta le robaban a la familia. Cuando el nene tenía dos meses lo pusieron en un moisés todo sucio y muerto de hambre y se lo dejaron a mi mamá. Ella no apareció nunca más y mi hermano enseguida cayó preso”.

De los 55 años que tiene el padre, 30 los ha pasado en la cárcel, la última vez por violar a su sobrina: “Nosotros mismos lo denunciamos por esa violación así que no tendríamos problema en denunciarlo si hubiera violado al nene. Pero no es cierto, estuvo casi siempre preso”.