El escándalo de José Argote tras su arbitraje en Libertadores

La cuenta oficial del club utilizó la etiqueta #UnRobo para denunciar que "Huracán quedó afuera de la Libertadores gracias a la pésima actuación del árbitro venezolano que favoreció al local"

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Youtube

(Buenos Aires, Argentina. DPA).- Huracán responsabilizó al polémico arbitraje del venezolano José Argote y a las autoridades de la Conmebol por su eliminación de la Copa Libertadores al caer en la revancha de los octavos de final por 4-2 ante Atlético Nacional de Colombia en Medellín.

“Ladrones, ladrones, ladrones. Chau Conmebol”, escribió esta madrugada el vicepresidente de Huracán, Luis Sasso, en Twitter, mientras las redes sociales estallaban con críticas.

La cuenta oficial del club utilizó la etiqueta #UnRobo para denunciar que “Huracán quedó afuera de la Libertadores gracias a la pésima actuación del árbitro venezolano que favoreció al local”. “Arriba las manos”, agregó luego.

El partido terminó con incidentes entre los jugadores argentinos y el árbitro. El técnico del conjunto argentino, Eduardo Domínguez, explicó que los roces se iniciaron luego de que el juez venezolano tratara de “cagones” (cobardes) a sus futbolistas.

“NO SOMOS CAGONES”

“Lo voy a decir, les dijo a mis jugadores ‘cagones’. ¿Usted cree que son cagones mis jugadores? Nosotros no somos cagones, tenemos hombría y lo han demostrado (los futbolistas) en el campo de juego”, subrayó Domínguez tras el partido.

La prensa argentina también cargó contra el réferi, que cobró un penal discutible
y expulsó erróneamente a Federico Mancinelli al inicio del complemento, cuando el marcador estaba 1-1. Ese resultado, tras el 0-0 en Buenos Aires, clasificaba de momento a Huracán.

“Mano negra”, tituló el diario deportivo “Olé”, que sostuvo que “Huracán se le plantó a Nacional en Meddelín pero el árbitro lo liquidó”.

“ESTE MUCHACHO NO PUEDE DIRIGIR”

El delantero Ramón “Wanchope” Ábila afirmó que la eliminación “es culpa de esos de traje que cobran un montón de ‘guita’ (dinero)”. “Este muchacho no puede dirigir… Nos roban acá y en la Argentina, nos roban en todos lados”, lamentó.

El portero Marcos Díaz se sumó a las críticas: “Es una vergüenza, que un árbitro te diga ‘no seas cagón’ es inconcebible. No puede ser, tuvimos un penal en contra, una expulsión… Creo que la Conmebol tiene que ser un poco más prolija”.

Domínguez advirtió que “a Huracán le están sucediendo muchas cosas de esta índole”. “Voy un poco más allá. Voy al vocabulario que usó el árbitro para con los jugadores. Si el que tiene la autoridad máxima no respeta, cuando nosotros sí respetamos, se hace muy difícil. Incluso es un referí ternado para dirigir en los Juegos Olímpicos de Río 2016”.

El ARBITRAJE DEL VENEZOLANO FUE CUESTIONABLE

El diario “Clarín” remarcó que el arbitraje fue “lamentable”. “El venezolano José Argote tuvo fallos que perjudicaron al equipo de Eduardo Domínguez y desvirtuó el partido”.

De acuerdo a la “La Nación”, Huracán “batalló hasta el minuto final rodeado de un clima hostil y un arbitraje tendencioso”.

Huracán ya se había enfrentado a la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) al inicio de la fase de grupos, cuando la entidad rectora del fútbol sudamericano se negó a postergar los primeros partidos del conjunto argentino pese al accidente que había sufrido el plantel en Venezuela en la primera parte del torneo continental.

El ómnibus en el que viajaba Huracán rumbo al aeropuerto en Venezuela, tras obtener la clasificación a la fase de grupos, volcó y varios jugadores e integrantes del cuerpo técnico sufrieron diversas heridas, como por ejemplo la amputación parcial de varios de los dedos de un pie de Patricio Toranzo.