“Terrorismo” quedó fuera de las acusaciones contra Trejo y Pérez Venta

El 18 de octubre esta pautada la sesión de la conclusión de la investigación de los acusados por supuestos financistas de una organización terrorista.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – José Pérez Venta y Carlos Trejo, presuntos asesinos de Liana Hergueta, fueron acusados por el Ministerio Público de sicariato contra la mujer, pero no existe algún cargo de “terrorismo” que pesen sobre ellos, luego que dieran supuesta información sobre representantes de la oposición, reseñó Efecto Cocuyo.

Pérez Venta en unos videos transmitidos por el canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), desde una celda del Sebin, declaró sobre las protestas de febrero de 2014, que recibió financiamiento de líderes opositores y reveló el supuesto plan para asesinar a la hija del presidente de la AN, Diosdado Cabello.

Lea también: Acusan a Pérez Venta, Trejo y Angulo Sánchez por la muerte de Hergueta

El abogado Joel García, defensor de Betty Grossi, se preguntó: “¿Cómo se puede mantener una acusación de terrorista sin tener un terrorista?“.

Asimismo, indicó que “Pérez Venta metió en su paquete a Betty Grossi, que es mi defendida y está imputada por terrorismo, después de lo que dijo este muchacho. Alejandro Andrade, otro de los que él nombró, también tiene el mismo delito, mientras que Dany Abreu y Andrea González están imputados por financiamiento“.

Sostuvo que el Ministerio Público tendrá que comprobar que el resto de los imputados financian a una organización terrorista “con nombre y apellido”.

El especialista en Derecho comentó que no ha podido ver a su defendida: “No me han permitido el acceso, solo la he visto dos veces cuando la han trasladado a tribunales. Su familia tampoco la ha podido visitar porque la tienen en aislamiento celular, para que se deprima y se quiebre”.

Dijo que “cuando la detuvieron fue objeto de una desaparición forzada. Lo denunciamos debidamente y no lo admitieron, más bien fabricaron una orden de aprehensión para decir que se la llevaron el 26 de agosto, dos días antes de que la presentaran y eso es falso. Aquí hemos tenido infinitas irregularidades, además de toda la locura que le imputan. Ha sido todo tan terrible que cuando llegó al Sebin estuvo cuatro días menstruando y no le dieron toallas sanitarias, ni siquiera la dejaron bañarse sino hasta el quinto día”.

García informó que el 18 de octubre esta pautada la sesión de la conclusión de la investigación, que es la primera fase del proceso. “Ahí veremos si los van a acusar y de ser así, conoceremos bajo cuáles fundamentos”.