Mujer contrata a un sicario para asesinar a su esposo pero resultó ser el FBI

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Un hombre en Texas, Estados Unidos, se salvó gracias a la ayuda que le prestó el Federal Bureau of Investigation (Departamento Federal de Investigaciones) conocido por sus siglas en inglés como FBI.

Ramón Sosa, un hombre puertoriqueño creyó que en el año 2007 había conocido a su media naranja para toda la vida, una profesora mexicana llamada María conocida como Lulú. En aquel entonces Sosa tenía un gimnasio en Texas, tres hijos y se acababa de divorciar, así que no tuvo inconveniente en comenzar su relación con María (Lulú).

La pareja se casó tres años después de conocerse, en el 2010, pero a los tórtolos les fue bien hasta que en 2015 Sosa atravesó problemas económicos y fue entonces cuando “la mujer de sus sueños”, como alguna vez la describió ante sus amistades, le solicitó el divorcio…

Pero no todo quedó en ese proceso legal,pues Lulú deseaba quedarse con todos los bienes de Sosa, y para eso ella tenía una carta bajo la manga; contratar a un sicario. Por eso decidió contactar a un conocido llamado Gustavo para que este le buscara al futuro asesino de su marido. Lulú le ofreció a Gustavo 2 mil dólares más la camioneta de su aún esposo; pero lo que nunca imaginó es que Gustavo prefirió contarle todo el plan a Ramón Sosa, ya que los dos tomaban clases juntos y habían entablado una amistad.

Los dos amigos planearon grabar a Lulú y lo lograron. Ella fue grabada diciendo que Ramón Sosa solo le servia muerto. Ellos pensaron que esta declaración les sirviera como prueba irrefutable ante la policía pero fue desestimada dicha grabación por no ser “suficiente”.

Por eso los dos, de nuevo, idearon otro plan… el de hacer unas fotografías de Ramón como si estuviese muerto para ver que reacción tendría la mujer y usarla como prueba. Fue entonces cuando expertos del FBI les proporcionaron ayuda preparando la escena del crimen dónde se vería a Ramón Sosa sin ropa, golpeado, con una herida contundente en la cabeza y “muerto” para que Lulú creyera todo.

Un agente encubierto del FBI se hizo pasar por el sicario y le entregó las fotografías. Lulú tuvo de inmediato un ataque de risas. A los pocos segundos la profesora mexicana quedó al descubierto y fue arrestada por el cuerpo de seguridad.




Categoría: Mundo Sociedad | Claves: Amor Crimen De película FBI