Los venezolanos deben hacer “magia” para comprar alimentos

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Adquirir los productos de la canasta básica es cada vez más difícil para el venezolano, pues la escasez de comida y los elevados precios de los productos hacen que realizar un mercado pequeño sea un reto para cualquier familia.

La compra de productos básicos como pasta, arroz, huevos y queso se han vuelto casi imposible con un solo salario mínimo, a pesar de los aumentos que ha realizado el Gobierno nacional, el último decretado el 1 de marzo del presente año.

Los alimentos con precios regulados son difíciles de encontrar y de hacerlo se deben realizar largas colas en los supermercados, sin embargo, muchas veces los productos se agotan por lo que las personas se ven en la necesidad de recurrir a otros negocios donde el precio es mucho más elevado, bien sea por esta razón o por falta de tiempo para hacer dichas colas.

“Necesitamos de mi sueldo y el de mi esposo para comprar está bolsa, que tiene espagueti, arroz, y hortalizas”, comentó la docente universitaria Luisa Gómez mientras salía de un supermercado en la avenida Bolívar Norte de Valencia, para el diario El Carabobeño.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) la inflación en el país sobrepasará el 2.400% para el primer trimestre del año, según reseñó el diario valenciano, a lo que agregó que los consumidores denuncian que para poder adquirir tres productos se necesitan al menos 500 mil bolívares.

“En 12 productos gasté un millón 800 mil bolívares y no llevo arroz ni pasta”, sentenció Martha Hernández, quien cuenta con su salario como pensionada y jubilada para comprar carne y legumbres.

NO HAY EFECTIVO

No solo el precio y la escasez se han vuelto una limitante para la compra de los alimentos, a esto se suma el tema de la falta de efectivo, pues actualmente se ha vuelto una odisea para los venezolanos poder retirar dinero en las entidades bancarias el país.

Las personas deben esperar desde tempranas horas de la mañana en largas colas, en ocasiones afuera de los bancos, para poder retirar el monto diario que permita la entidad financiera, el cual puede variar desde 30 mil a 10 mil bolívares, según la remesa que posea la institución en ese momento.

“30 mil bolívares es lo que da el Banco de Venezuela y hay que llegar en la madrugada para hacer la cola” expresó Jacinto Soteldo, luego de decidir retirarse de una agencia después de una larga espera.

Debido a esta problemática los comercios han implementado otras modalidades de pago que pueden ser a través de tarjetas de débito, crédito o con transferencias electrónicas, sin embargo, en muchas ocasiones el pago por estos métodos genera que el precio del producto aumente.

En este sentido, para poder obtener efectivo algunos se ven obligados a hacer uso de los populares avances o del pago de comisiones según la cantidad de dinero que se solicite.