Esperan que el Estado actúe de “buena fe” ante el exhorto de la Cidh

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos llamó al Gobierno venezolano a adoptar “medidas integrales frente al desabastecimiento” de alimentos y medicamentos, consecuencia de la crisis que atraviesa el país.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium) – El exhorto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al Estado venezolano para que tome medidas urgentes en materia de desabastecimiento de productos básicos, compromete al Ejecutivo a cumplir los compromisos adquiridos por pertenecer a la Organización de Estados Americanos, reseña Isayen Herrera para El Nacional.

Al respecto, la directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, Ligia Bolívar, asegura que aunque la exhortación no vincula acciones jurídicas por un posible desacato, se deben acatar los compromisos internacionales que apelan “a la buena fe”.

El 7 de junio activistas de derechos humanos agrupados en la Coalición por el Derecho a la Salud y la Vida, Provea, Funcamama y Cecodap acudieron a la Cidh para exponer la crisis de salud que vive Venezuela.v

Ayer, unas 30 organizaciones defensoras de derechos humanos se sumaron a una carta enviada al secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para rechazar el “silencio” de las agencias del sistema de las Naciones Unidas establecidas en el país frente a la crisis. Las 80 asociaciones reprochan la suspensión de una sesión informativa sobre Venezuela el 15 de julio porque las agencias alegaron que no tenían suficiente información.

“Las Naciones Unidas tienen una actitud burocrática, por eso se hizo esta comunicación. No para pedir exhortos públicos sino para que ellos exijan que sus funcionarios informen de manera adecuada, oportuna y busquen diversidad de fuentes, no solo la gubernamental. Es imperdonable que la Organización Mundial de la Salud y la FAO teniendo la información no la hayan enviado”, denunció Bolívar.