El caso de Zumara Orias, la niña que desapareció sin dejar rastro

"Necesito despedirme de mi hija. Saber dónde puedo llevarle una flor, en qué lugar derramar una lágrima más por ella", expresó su madre.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Zumara Orias es una niña de año y medio que desapareció el 30 de noviembre de 2014 en Trelew, Argentina, mientras pasaban el día con sus padres y familiares, fue encontrada sin vida, reseñó el diario Clarín.

El 23 de enero de este año, le avisaron a sus padres que la niña había sido encontrada muerta y a medio enterrar.

El cuerpo de la menor fue encontrado a 500 metros del lugar donde fue vista por última vez. Los familiares de Orias no saben quién ni por qué la mataron.

“Necesito despedirme de mi hija. Saber dónde puedo llevarle una flor, en qué lugar derramar una lágrima más por ella. Esto es un martirio dentro de otro martirio. No puedo más”, exclamó Alejandra Valenzuela, de 26 años y madre de la pequeña niña es la mamá de la nena.

Esto jamás se borrará de mi cabeza, estoy muerta en vida”, aseveró al tiempo que recalcó que cree que es una “venganza” hacia la familia.

Por su parte, Marcial Orias, de 39 años, apuntó que pasó mucho tiempo desde la desaparición de su hija y cree que “el fiscal Fabián Moyano sabe toda la verdad. Y no quiere hacer nada. Esto va camino a la impunidad, pero vamos a luchar”.

El matrimonio aseguró que no han podido enterrar a su hija y que solo la vieron a través de una foto: “A nosotros nos quieren hacer creer que a la nena la atacaron y se la comieron los animales que andan por la zona, después de haber estado en el agua. Pero ella nunca estuvo en el agua. Nos descuidamos dos segundos y alguien se la entregó a gente que pasó en un auto. La mataron y después la enterraron en ese lugar”.

Por su parte, el jefe de Fiscales de Trelew, Arnaldo Maza, precisó que un adolescente de 15 años “dio testimonios contradictorios” sobre el suceso, “se le hizo un psicodiagnóstico y se determinó que fabula”.

“Aún no se sabe cuáles fueron las causas de la muerte de la nena y muchos menos, su autoría, porque la desaparición ocurrió en medio de la interacción de familiares. El caso es muy complejo”, develó.

Los padres de Zumara, Alejandra y Marcial, esperan respuestas y que se haga justicia: “Es lo único que esperamos, porque a Zumara no podemos esperarla. Ya sabemos que nunca vendrá”.