Ocho países latinoamericanos piden a Gobierno y oposición mantener el diálogo

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. EFE).- Ocho países latinoamericanos urgieron hoy al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a la oposición a mantener el diálogo abierto hace unos días para encontrar una solución a la crisis que se vive en esa nación.

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, México, Paraguay y Uruguay emitieron un comunicado conjunto en el que “alientan a mantener el diálogo con resultados concretos que pongan fin a la difícil situación por la que atraviesa Venezuela”.

El comunicado, difundido por la Cancillería argentina, señala que corresponde al Gobierno y a la oposición, que han abierto esta semana diálogos auspiciados por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas, “encontrar soluciones, de manera urgente, para el pueblo venezolano”.

“Por eso reiteramos nuestro llamado para que se mantengan en el camino del diálogo y manejen con prudencia el lenguaje, logrando así superar la polarización en la que se encuentra la sociedad venezolana. Esto permitirá tomar decisiones que beneficien integralmente al país”, indicaron los Gobiernos firmantes.

Los ocho países latinoamericanos sostuvieron que valoran “el importante acompañamiento del Vaticano y de los expresidentes” -el colombiano Ernesto Samper, el español José Luis Rodríguez Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos- y que mantienen su disposición a colaborar “en lo que se requiera”.

“Reconocemos las señales positivas de los últimos días como la liberación de algunos presos, que esperamos se acelere y aumente el número de beneficiarios de esta medida, así como la suspensión de las marchas por parte de la oposición para darle oportunidad al diálogo. Mantener esta voluntad en estos momentos es decisivo para el país”, aseguraron.

Por último, solicitaron “a la sociedad venezolana dar tiempo prudencial para que el diálogo dé los frutos esperados dentro del respeto del estado de derecho y de la voluntad popular expresada en el marco constitucional”.