Libertad de expresión en EE.UU. depende de que los medios no se dejen amedrentar

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas. Venezuela. Redacción Sumarium).- La periodista y bloguera mexicano-americana Diana Montaño conversó con Sumarium Radio sobre los riesgos que para el ejercicio del periodismo plantea la actitud confrontacional adoptada por el Presidente Trump y prominentes miembros de su administración hacia los medios de comunicación en EE.UU.

Para la periodista la situación que se vive en EE.UU. respecto al conflicto del gobierno de Trump con la prensa es muy peligrosa porque la prensa en el único mecanismo que tienen las personas para enterarse de lo que realmente sucede, pero se trata de un conflicto que no debe sorprendernos pues ya se avizoraba desde que Trump se lanzó como candidato presidencial.

Dice sin embargo sentirse más preocupada por la actitud y reacción que asuman los dueños de los medios de comunicación ante las amenazas y medidas intimidatorias del Presidente Trump. En su opinión, mientras los dueños y ejecutivos de los medios audivisuales y escritos estén dispuestos a dar la batalla y no caigan en la trampa de la autocensura y por consiguiente en censurar el trabajo de sus propios periodistas, la libertad de expresión se mantendrá vigorosa en EE.UU.

Montaño reconoce e insiste en que existe el riesgo es que si el Presidente usa su poder para amedrentar, amenazando por ejemplo con no renovar las licencias para funcionar en el espectro comunicacional como pudiera ocurrir con la empresas televisivas, los empresarios de muchos medios pudieran tomar la ruta más cómoda de incurrir en la autocensura, lo cual debilitaría enormemente la libertad de expresión y prensa en los EE.UU., como ha ocurrido por causa de prácticas gubernamentales similares en muchos países de América Latina.

La periodista aconseja a los periodistas que sigan jugando con transparencia y valentía su papel de decir la verdad, dando crédito al actual gobierno de EE.UU. cuando corresponda, pero también poniendo al descubierto y denunciando las acciones incorrectas y las falsedades que pudieran generarse de miembros de ese gobierno, incluyendo el Presidente.