“No hay reservas” para afrontar la crisis, según un expresidente de Cadivi

En Cadivi, los principios de “eficiencia, honestidad y transparencia desaparecieron”, señaló Edgar Hernández Behrens en una entrevista con un medio regional

Exportar petróleo, importar todo lo demás. Esa es la base de la economía venezolana. Créditos: Reuters
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – Venezuela “no tiene reservas” para afrontar la crisis económica que padece, puesto que en “época de vacas gordas” la política cambiaría perdió la honestidad, aseguró un expresidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

Lea también: Venezuela recibe nuevo auxilio de China

“En tiempos de vacas gordas no administramos adecuadamente las divisas. Las crisis son cíclicas y la mayoría de los países toman previsiones. Por eso se creó el Fondo de Estabilización Macroeconómica (FEM), pero (ahora) no tiene divisas. No tenemos ningunas reservas”, dijo Edgar Hernández Behrens, quien además también presidió Sudebán y Banfoandes, al diario zuliano La Verdad.

En Cadivi, los principios de “eficiencia, honestidad y transparencia desaparecieron”, añadió.

Hernández Behrens, que presentó el sábado un libro titulado Dios en la gerencia y los negocios, señaló que mientras estuvo al frente de la institución la manejó con “principios bíblicos”, pero que estos “desaparecieron”.

Habló de “hechos de corrupción” que iniciaron cuando se hicieron los laxos los procesos de comprobación de las importaciones.

Bajo su mandato, aseguró, se revisaban todas las importaciones. Cada contenedor debía traer aquello por lo que se pagó. Pero tras su salida el proceso comenzó a ser aleatorio, lo que dio pie a las llamadas “empresas de maletín”.

“Hubo exageración de las importaciones y presumible muchas importaciones fraudulentas fueron en los años 2007-2008”, cuando el techo de de dinero solicitado para importar se triplicó de 30 a 90 millardos, dijo. “Pidieron 90 millardos y se les entregaron más de 50. Algo impresionante. Pareciera, hay presunción, que hubo ineficiencia y corrupción”.

Lea también: Falta de billetes en cajeros “es un síntoma de una economía inflacionaria”


Cuando Cadivi arrancó, la tasa oficial era de Bs. 1.600 por dólar, antes de la conversión cambiaria. El paralelo se cotizaba Bs. 3.200. Dos años después oficial había subido hasta los 2.150 bolívares, pero el paralelo había disminuido hasta los 2.350.

“(El paralelo) bajó 10 por ciento. No había ningún tipo de especulación, quien necesitaba divisas las tenía. Ahorita es lo contrario”, zanjó.

Lea también: “El país está en condiciones para declarar una emergencia económica”

Categoría: Venezuela | Claves: Cadivi Edgar Hernández Behrens