Escasez en Caracas promedia más de 82%, dice LVL

"Cómo (tú, Gobi

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El economista Luis Vicente León aseguró hoy que la escasez de alimentos en Caracas, “la ciudad más abastecida del país”, es de 82.8%.

Explicó que este porcentaje no habla de la cantidad de comida en los hogares sino que representa los productos regulados que no se consiguen fuera del mercado negro.

El economista enfatizó que “la realidad concreta” del sector privado en el país es que “está tratando de mantenerse”.

Las últimas cifras oficiales de inflación son de diciembre de 2015, y reportan un alza de 180,9% en los precios, mientras que las cifras de escasez no se han divulgado en varios trimestres.

La combinación de escasez e inflación obliga  que, al menos dos tercios de los venezolanos, debe recurrir total o parcialmente a la compra en el mercado negro de productos básicos, donde hasta la semana pasada -explica León- los precios superaban hasta 100 veces el valor regulado por el Estado del presidente Nicolás Maduro.

En antítesis, desestimó las declaraciones del Gobierno: “Si vas a meter preso a las empresas que no están garantizando abastecimiento, tienes que empezar por las de azúcar -no hay azucar en el país- y que casualmente fueron expropiadas por el Estado”.

“Cómo tú (Gobierno) le justificas a la nación que vas a resolver el problema, tú que no tienes azúcar, no tienes café, no tienes cemento, no tienes cabillas, tomando las únicas empresas que han garantizado su máximo nivel de produccion y abastecimiento en Venezuela. Es un contrasentido que hay que resolver“, insistió Luis Vicente León.

Maduro alega que existe una conspiración de empresarios que llama “guerra económica”, que unida a la debacle de los precios del petróleo -del cual Venezuela obtiene 96% de sus divisas-, han causado la severa crisis en el país.

Finalmente, el también analista político, dijo que 71,8% de los venezolanos considera “poco o nada creíble” la supuesta guerra económica.