“El Gobierno juega de manera muy dura y usa al Sistema Judicial para eso”

Pablo Pérez, exgobernador del Zulia, cree que lo más conveniente ante la crisis es un revocatorio que dé paso a un Gobierno de unidad.

Publicada por: Mariangélica Aumaitre el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

Crédito: Sumarium.

(Redacción Sumarium) – La debacle económica de Venezuela parece no tener fin, y a ella se suma la diatriba política y los dantescos crímenes que protagoniza el hampa organizada.

En medio de la peor crisis en 50 años de historia venezolana, la Mesa de la Unidad Democrática no tiene más remedio para consolidar su propuesta de cambio que elegir “una sola vía” para revertir la hecatombe, así opina Pablo Pérez, exgobernador del Zulia, para quien el Revocatorio es “la propuesta” y debe hacerse este año.

“Es la más conocida, es la que da movilización a la gente”, dijo en exclusiva a Sumarium desde su despacho en la capital zuliana, tras cuestionar la fórmula de “cuatro pero ninguna” que ofreció recientemente en su hoja de ruta la MUD.

Para el demócrata, aunque la Enmienda es una alternativa, tiene una debilidad: puede intervenir el TSJ, que se ha convertido en una especie de “Constituyente”.

¿Y la renuncia?– “Es una decisión personal de Maduro (…) Y ahí tenemos que actuar con inteligencia y firmeza”, opina el dirigente.

Pérez, quien en las pasadas elecciones de gobernadores cayó ante el chavista Francisco Arias Cárdenas por casi cuatro puntos porcentuales, asegura que es momento de un cambio de sistema para “relanzar” al país en unidad: “Un Gobierno unitario después de la salida del presidente Nicolás Maduro de Miraflores”.

Pero advirtió: “No sin antes deponer actitudes personales y aspiraciones individuales”, porque “no se trata de repartir la torta”, sino del factor país. Aunque reconoció que de no estar inhabilitado, entraría en el juego electoral.

El CNE no ha definido la fecha del Referendo ni de las elecciones gubernamentales de este año. De acuerdo con el excandidato a primarias presidenciales, esto se trata de una decisión “urgente”, pues -sesga- la escasez y la crisis humanitaria “no pueden esperar”.

Alimentos, electricidad, agua potable y medicamentos son algunas de las áreas que han anunciado su colapso y con él, el desarrollo de un proceso de recesión que hará de 2016 un año inolvidable para los venezolanos.

En este sentido, el político da su visto bueno a iniciativas como el diálogo para la paz, pero -avisa- con resultados y metas clara, y además, sin excluir la protesta activa: algo que se ha convertido en una constante en las calles de Venezuela.

Pablo Pérez, “inhabilitado por razones políticas”, plantea que es el Estado quien no ha ofrecido garantías para el diálogo y la paz. Afirma que el régimen “no quiere solucionar” el problema de los “presos políticos”, un tema que causa fricciones incluso internacionales.

“El Gobierno juega de manera muy dura y usa al Sistema Judicial para eso. Vienen situaciones completamente difíciles. No respetan (el Estado) la libertad personal de la gente, eso es bien delicado”, dijo.

El Ejecutivo ya tenía preparada su respuesta para la Amnistía, según Pérez, quien no prevé a corto plazo que el documento se consolide en acciones que devuelvan la libertad a líderes como Manuel Rosales, pionero del “cambio” en el Zulia.

Con dirigentes como Manuel (UNT), Antonio Ledezma (ABP) y Leopoldo López (VP), cabezas de partidos, la renovación de liderazgos parece ser inminente y sobre todo necesaria: no es tiempo de jugar cerrado.

“En todos los partidos políticos hace falta discusión, tiene que haber una actualización y renovación permanente de todos los liderazgo. No digo que los que están no sirven (…) no es un tema de edades, sino de oportunidades”, sentenció el zuliano.