¿Pierden participación electoral y optan por desmoralizar a la oposición?

- Los resultados de las primarias internas del Psuv abrieron un debate en las filas del poder.

- "Los números de ellos están muy bajos, y es por eso que están fomentando la antipolítica".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Como muestra de su creciente impopularidad, el gobierno de Nicolás Maduro enfrenta grandes problemas para movilizar a sus bases, y menos de un millón de personas votaron en las primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) para las elecciones parlamentarias de diciembre, reseña El Nuevo Herald.

De acuerdo con la publicación, la escasa participación es una de las principales razones por las que el gobierno venezolano procedió a inhabilitar las candidaturas de algunos de los más populares dirigentes de la oposición y a buscar desmoralizar a sus oponentes de cara a unas elecciones que no puede darse el lujo de perder.

Según las fuentes citadas por el medio, que hablaron bajo condición de anonimato, el número real de votantes de las primarias del 28 de junio fue mucho menos de un tercio de los 3.16 millones que el Psuv anunció oficialmente, situación que genera gran preocupación en la cúpula del chavismo.

“Metieron mucha intimidación a los funcionarios públicos para que fueran a votar, y la gente no les fue. Estos son funcionarios públicos, inscritos en el Psuv, que no fueron a votar. Les amenazaron con: ‘si no vas, te boto’ y no fueron. No les dio la gana, en total rebeldía”, relató una de las fuentes.

En esta ocasión, sin embargo, el gobierno optó por no castigar a los empleados públicos que no salieron a votar durante las primarias, señala el texto. “Eran demasiados. Eran casi todos”, dijo una de las fuentes al respecto, y resaltó que poco más de un 10 por ciento de los más de siete millones de militantes del Psuv participó en los comicios y quizás un 20 por ciento del total de votos que el chavismo obtuvo en las elecciones parlamentarias del 2010.

“Eso generó un debate interno, una gran discusión en la cúpula. El debate era entre: ‘Si no los botamos perdemos autoridad’ y ‘Si los botamos, ahí si que perdemos el voto en diciembre’”, añadió. 

LOS NÚMEROS NO ENGAÑAN

Los números de ellos están muy bajos, y es por eso que están fomentando la antipolítica

Analistas consultados por El Nuevo Herald dijeron que ante la escasa participación de sus bases el régimen ha optado por incrementar sus esfuerzos por desmotivar el voto opositor, implementando una serie de medidas como la inhabilitación de algunas de sus candidaturas clave.

“Están tratando de enviarle un mensaje al país de que no importa lo que la oposición haga, que son ellos (el chavismo) los que controlan el aparato electoral y que no hay manera de que ellos (los opositores) vayan a ganar”, comentó desde Londres Diego Moya, analista para América Latina de IHS Global Insight/IHS Jane’s.

“Los números de ellos están muy bajos, y es por eso que están fomentando la antipolítica”, agregó.

Para los expertos, esas y otras medidas, como el anuncio a último minuto de que el 40 por ciento de los candidatos de la oposición deben ser mujeres, son inconstitucionales.

“Aquí ya no se cuidan las formas, aquí lo que se ha buscado es simplemente establecer un proceso revolucionario, que son fuentes distintas a la constitucionalidad, fuentes distintas a la legitimidad”, advirtió desde Caracas el abogado constitucionalista Leonardo Palacios.

De acuerdo con Lousteau, Maduro ve perdida esta contienda electoral, por lo que “va a utilizar todas las artimañas que tenga a mano para que estas elecciones sean amañadas, ya sea inhabilitar a los candidatos, o perseguirlos”.