La desesperación de una mujer ante la escasez de alimentos y medicinas

Zuley Lezama desde Barcelona, estado Anzoátegui, expresó su tristeza ante la actual situación del país.

Publicada por: Mariely Márquez el marquezmarielyc@gmail.com @PeriodistaMarie

Sumarium

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) “¿Crisis humanitaria?” o “¿Situación difícil?”, dependiendo como lo quiera llamar la oposición y el Gobierno, lo cierto es que en Venezuela hay hambre, hay escasez de alimentos, de medicinas, de productos de aseo personal, es lo que se vive en la mayoría de los hogares y en las calles del país.

Si en la capital la situación está difícil, donde cada día se ve a más gente buscando qué comer entre la basura, en los pueblos está peor. Los saludos se complementan con la frase: si estás “flaca” o “flaco”, dependiendo del género, y la respuesta suele ser la misma: “La dieta de Maduro”.

Zuley Lezama, una hija y madre desesperada, quien con tarjeta y cédula en manos buscaba en el centro de Barcelona, estado Anzoátegui, medicamentos para su padre y comida para sus hijos, entre lágrimas en su rostro no hallaba cómo relatar la crisis que está viviendo. “Aquí necesitamos sobre todo la comida, medicinas. No tenemos seguridad, no tenemos nada. Nosotros vivimos en un desespero, las panaderías con colas. Yo lo que hago es llorar de tristeza, nosotros no podemos seguir viviendo así”.

Lezama quien es enfermera, le pide a la oposición “una Venezuela libre, libre de hambre, que podamos vivir feliz con nuestra familia”.

Además la mujer relató la mala experiencia que vivió con su padre en el Seguro Social, porque “no hay medicinas, lo tengo frustrado en mi casa, ando desesperada y no hallo qué hacer; buscando por acá y por allá. Le pido al Señor (Dios) que nos ayude y nos va a ayudar porque no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”.

Así como Lezama que se siente desesperada y deprimida porque no encuentra casi nada para comer y medicamentos para aliviar los males de su padre, está la gran mayoría de los venezolanos que no se imaginaban que un país exportador de petróleo iba a estar en esta crisis que para nadie es un secreto.