Messi quiere terminar con sequía de títulos de Argentina

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Houston, Estados Unidos. AFP).- Encendido como pocas veces con la camiseta argentina, Messi quiere ganar sí o sí la Copa América Centenario para terminar de una vez por todas con la sequía de 23 años sin títulos y su estigma de dos finales perdidas en un año, el Mundial-2014 y Chile-2015.

“Ojalá se de una buena vez”, dijo Messi tras la goleada 4-0 a Estados Unidos que depositó a Argentina en su tercera final consecutiva en dos años.

‘La Pulga’ venía de anotar un exquisito gol de tiro libre que lo convirtió en el goleador histórico de Argentina, con 55 goles, y redondear un gran partido en el estadio NRG de Houston, Texas.

Pero su cabeza estaba en Nueva York y ya no en Houston.

LA OBSESIÓN DEL CRACK ARGENTINO

El 26 de junio de 2016 en el MetLife Stadium de East Rutherford es la fecha y el lugar que obsesiona al crack argentino y a varias figuras de una generación que hasta ahora miró cómo sus rivales levantaban una copa tras otra.

Su compañero del Barça, Javier Mascherano, así como Sergio Agüero (Manchester City), Gonzalo Higuiaín (Nápoles) y Angel Di María (París St. Germain) están entre los jugadores más cotizados del mundo, ganan títulos en sus clubes, rompen récords, pero se quedan en el intento con Argentina.

Pero la sensación es bien diferente. Solo dos datos: 18 goles anotados en cinco partidos y apenas dos recibidos.

A Argentina se la percibe sólida y contundente, con pocas fisuras y, sobre todo, con una variedad de opciones que la alejan de la ‘Messi-dependencia’.

De ese modo, el ‘Enano’, como el dice el gigante portero Sergio ‘Chiquito’ Romero, se siente más suelto, con compañeros libres para recibir sus estelitazos, cumpliendo una función muy semejante a la que desempeña en el Barcelona.

UN FESTIVAL DE GOLES

Los 18 tantos que suma la albiceleste fueron anotados por nueve jugadores diferentes: Ezequiel Lavezzi (2), Higuaín (4), Agüero (1), el defensa Víctor Cuesta (1), Erik Lamela (2), Ever Banega (1), Nicolás Otamendi (1), Di María (1), además de los cinco de Messi.

El estigma de las finales perdidas persigue a la albiceleste y Messi quiere saldar la deuda dentro de cuatro días.

En ese período de 23 años Argentina jugó cinco finales y las perdió todas. Además de las dos consecutivas en un año (Mundial-2014 y Chile-2015), la albiceleste se quedó en el intento en Copa América de Perú-2004 y Venezuela-2007 y en la Copa Confederaciones de Alemania-2005, estas tres contra su archirrival Brasil.

“Antes de que empiece (la Copa América) ya nos planteamos un objetivo que es ser campeón, ya ni siquiera alcanza con llegar a la final. Llegar a la final y perder ya no sirve”, dijo Mascherano, uno de los líderes del plantel albiceleste.

Messi quiere la Copa América Centenario si o sí. Una meta que, tal como está Argentina, no suena como una quimera.