Kuczynski no callará ante los atropellos que se cometan en Venezuela

Kuczynski indicó que su Gobierno no se recordará por obras "faraónicas", sino por las que acerquen el Estado a los ciudadanos, como, por ejemplo, las que garanticen el mantenimiento de los 55.000 colegios públicos

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Lima, Perú. DPA).- El presidente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo hoy que es “altamente improbable” que indulte al ex mandatario Alberto Fujimori, preso desde 2007 como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados.

Kuczynski, que se posesionará el jueves, insistió en que lo único que puede hacer por el ex mandatario será firmar una ley que impulse eventualmente el Congreso -en el que el fujimorismo es mayoría absoluta- para que las presos de más de determinada edad paguen las condenas en la casa.

El futuro gobernante hizo esos comentarios y otros referidos a los que será su gestión durante una reunión con corresponsales de prensa extranjera, celebrada en un hotel de Lima.

El indulto solo puede ser firmado por el presidente de la República y yo no lo voy a firmar

En las últimas horas se especuló con insistencia en que un pedido de indulto presentado por el reo podría ser resuelto en forma favorable por el mandatario saliente, Ollanta Humala, quien, no obstante, lo descartó el lunes en una entrevista de televisión.

LA REVOLUCIÓN

En el encuentro, Kuczynski afirmó, de otro lado, que su gobierno apuntará a hacer una “revolución” en la entrega de servicios básicos para la población, teniendo en cuenta que en la actualidad hay hasta un 40 por ciento de marginados.

“(Esas personas) no tienen colegios, no tienen seguridad”, se lamentó el futuro presidente, un economista liberal de 77 años.

En ese marco, dijo que un gran reto para el Perú, extensivo a varios países de América Latina, será “mejorar la distribución de los ingresos”, por lo que en el corto plazo potenciará aspectos que en el mediano y largo permitan enfrentar ese problema.

Kuczynski, que por sus antecedentes profesionales y sus pasos por ministerios suele ser definido como un liberal ortodoxo en la economía, dijo que su Gobierno “no perderá tiempo” en reflexiones ideológicas, sino será pragmático en la solución de conflictos.

“Me preguntan si voy a privatizar el agua. Lo importante es que el agua llegue a todos. Si se necesitan arreglos administrativos, eso después se verá”, indicó el futuro gobernante, que ha descartado deshacerse de las empresas públicas que aún quedan.

“OBRAS FARAÓNICAS”

En otro aparte, Kuczynski indicó que su Gobierno no se recordará por obras “faraónicas”, sino por las que acerquen el Estado a los ciudadanos, como, por ejemplo, las que garanticen el mantenimiento de los 55.000 colegios públicos.

Asimismo, negó que pretenda relajar los estándares ambientales exigidos para la inversión minera, pero admitió que buscará homologarlos a los de países “serios y competitivos”, como Canadá.

POLÍTICA EXTERIOR

En cuanto a política exterior, Kuczynski señaló que se buscarán buenas relaciones con todos los países, pues “no somos una gran potencia mundial y tenemos que tener amistades”.

El futuro mandatario aclaró que esa posición, que incluye respeto a situaciones internas de cada país, no implicará silencio cuando haya atropellos, como, en su opinión, sucede en Venezuela.

Para el futuro gobernante, los países vecinos tienen un sitio especial en esas buenas relaciones y por ello ya definió la realización de futuros encuentros de equipos ministeriales con Bolivia y Ecuador.

También confirmó que su primer viaje como presidente será a China, a mediados de septiembre, por ser el mayor comprador de productos peruanos, pero advirtió que habrá muchos viajes al extranjero, pues priorizará las visitas al interior del país.

Kuczynski, economista liberal de 77 años, sucederá a Humala en un escenario inédito, pues un partido opositor, el derechista Fuerza Popular, tiene mayoría absoluta en el Congreso y muestra hostilidad contra él.

Interrogado al respecto, Kuczynski resaltó que el Perú tiene un régimen presidencialista y se declaró convencido de que podrá concertar con FP cuando se requiera.