Universidad de Málaga inhabilita a Errejón por cobrar sin trabajar

También cobró al menos 6.000 euros por supuestos trabajos cuando el contrato con el campus le impedía expresamente desarrollar esta labor remunerada

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La Universidad de Málaga inhabilitó a Íñigo Errejón, el número 2 del partido español Podemos, por cobrar una beca de 1.800 euros al mes por desarrollar nuevos proyectos de investigación en este centro educativo en los que nunca trabajó, publicó Ok Diario.

Errejón recibió esta beca en marzo de 2014 para elaborar un estudio sobre “La vivienda en Andalucía: diagnóstico, análisis y propuestas de políticas públicas para la desmercantilización de la vivienda”. El proyecto que era dirigido por su compañero de partido y actual diputado de Podemos por Málaga Alberto Montero.

DOBLE FRAUDE

Tras abrir un expediente disciplinario, el rectorado de la Universidad de Málaga ha constatado que Errejón cometió un doble fraude.

También incurrió en incompatibilidad, ya que al mismo tiempo cobró al menos 6.000 euros por supuestos trabajos de “asesoramiento” a Podemos en febrero de 2014, 1.344 euros por idéntico concepto en marzo y 2.688 euros en mayo de 2014 por sus servicios como director de la campaña de las elecciones europeas.

El contrato que había suscrito con la Universidad de Málaga le impedía expresamente desarrollar esta labor remunerada, de forma paralela al cobro de la beca de investigación.

INHABILITACIÓN

El rectorado ha resuelto inhabilitar al diputado de Podemos como investigador. Según ha publicado el diario Sur de Málaga, la universidad ha tenido que notificar esta resolución mediante un burofax a través de su abogado, ya que Errejón había eludido recoger y firmar las comunicaciones anteriores. Sin embargo, no se le ha exigido el rembolso del los euros cobrados indebidamente.

En cuanto al director del proyecto de investigación, Alberto Monterio, la Universidad le ha apercibido por una falta leve por “descuido y negligencia en el ejercicio de sus funciones”, al permitir que Errejón incumpliera las condiciones de la beca.

Recordemos que Errejón y Monterio para 2014, ya habían colaborado como miembros del patronato de la Fundación CEPS, que cobró al menos 3,7 millones de euros por supuestas labores de asesoramiento al Gobierno de Venezuela.