La violación fue “contra una frontera de la Otan”

Davotoglu afirmó que Turquía está dispuesta a hablar por "canales diplomáticos o militares" con Rusia o cualquier otro país para "evitar este tipo de incidentes no intencionados" y para "planificar para el futuro la lucha contra el terror"

Créditos: Virginia Mayo / AP
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bruselas, Bégica. EFE) – El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, pidió al primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, “calmar tensiones” con Rusia tras el derribo de un cazabombardero ruso en la frontera con Siria, que no obstante consideró un acto en legítima “en defensa propia”.

“Mi mensaje ahora es que celebro todos los contactos entre Moscú y Ankara. Lo importante es calmar las tensiones”, dijo Stoltenberg en una rueda de prensa tras reunirse con Davutoglu, quien visitó el cuartel general de la Alianza por primera vez como primer ministro.

El líder turco dejó claro que el derribo del avión la semana pasada fue una acción “en defensa propia” después de que la aeronave rusa invadiera el espacio aéreo de Turquía.

Stoltenberg reconoció el “derecho a defenderse” de Turquía y de proteger su espacio aéreo, del que es soberano, e instó al mismo tiempo a Rusia a “jugar un papel constructivo” centrándose en combatir en Siria al grupo terrorista Estado Islámico (EI), “nuestro enemigo común”.

“Buscar una solución política a la crisis siria es más urgente que nunca”, enfatizó.

TURQUÍA “HA COMPARTIDO INFORMACIÓN”

El secretario general aliado recordó que Turquía “ha compartido mucha información” sobre lo que ocurrió, y que para ello se celebró la semana pasada una reunión del Consejo Atlántico -el máximo órgano decisorio de la OTAN- a nivel de embajadores.

“La información que teníamos también de otras fuentes era consistente con la evaluación de Turquía”, indicó, y recalcó que la Alianza ha expresado en repetidas ocasiones su “preocupación por la presencia de capacidades rusas en Siria y en sus fronteras”.

Davutoglu agradeció el apoyo de los aliados y dejó claro que el incidente del cazabombardero ruso fue “una acción defensiva”: “Si no hubiera habido una violación (del espacio aéreo) no tendríamos hoy esta crisis”, mantuvo.

“La violación no fue sólo contra la frontera turca, sino contra una frontera de la Otan”, recordó.

“NO TENEMOS LA INTENCIÓN DE INCREMENTAR LA TENSIÓN”

En cualquier caso, aseguró que “no tenemos intención de incrementar la tensión” por esta situación y que “estamos dispuestos a hablar a todos los niveles para evitar más casos similares en la frontera turco-siria”.

“Turquía quiere tener buenas relaciones con Rusia y cualquier otro país que combate a Dáesh (acrónimo árabe del autodenominado Estado Islámico, EI) sobre el terreno, estamos listos para cooperar”, recalcó.

Pero aseguró que “el bombardeo que se hizo durante este incidente no se hizo contra Dáesh”.

“No hay una sola posición del EI en esa parte de Siria. Y hemos estado diciendo a nuestros amigos rusos que el bombardeo contra civiles en nuestra frontera está creando nuevas oleadas de refugiados que no van a Rusia o a otro país, van a Turquía”, aseguró.

“VA A SER DIFÍCIL EVITAR ESTE TIPO DE ACCIDENTES”

En opinión de Davutoglu, si hay dos coaliciones funcionando en el espacio aéreo contra el EI “va a ser difícil evitar este tipo de incidentes”, por lo que pidió que Rusia coordine sus acciones con las fuerzas internacionales.

Al mismo tiempo, reclamó “combatir al EI y no a la oposición moderada” en Siria o contra civiles, y afirmó que este domingo llegaron a la frontera civiles “quemados” por un “bombardeo ruso” que, según dijo, tocó un convoy humanitario que llevaba ayuda a la ciudad siria de Alepo.

Davotoglu afirmó que Turquía está dispuesta a hablar por “canales diplomáticos o militares” con Rusia o cualquier otro país para “evitar este tipo de incidentes no intencionados” y para “planificar para el futuro la lucha contra el terror”.

También instó a Moscú, en aras de proteger los intereses mutuos, que “reconsidere” las sanciones económicas impuestas a Turquía a raíz de esta crisis, aunque aseguró que no puede pedir disculpas por lo ocurrido porque el Ejército turco “hizo su trabajo” al proteger su espacio aéreo.

Stoltenberg aseguró que, en la reunión de ministros de Exteriores aliados que se celebra mañana y el miércoles en Bruselas, abordarán “el desarrollo de mecanismos” para rebajar la tensión y evitar incidentes como el del caza ruso y, en el caso de que ocurran, “ver cómo podemos evitar que escapen fuera de control”.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.