¿Ideología vs sensatez?… lo que pide Luis Marcano a los medios

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El ministro de Comunicación e Información, Luis José Marcano, insistió hoy en que el Estado venezolano no le pide a los medios de comunicación que asuman posturas ideológicas en defensa de la revolución sino que respeten las leyes.

“Algunos medios han asumido algunas posturas, se han sumado totalmente a la campaña contra las instituciones del estado”, dijo al enfatizar que los canales y emisoras nacionales deben responder a los “intereses de todos el país, a los grandes temas donde todos nos debemos unir”.

En este sentido, citó la crisis eléctrica nacional: “Ningún medio de comunicación puede valerse de una situación como esa para afectar la estabilidad del país”.

Informó que algunas emisoras radiales han sido sancionadas. “Hay que tener claro que Venezuela tiene una constitución y unas leyes, que están para hacerlas cumplir”, aseveró al tiempo que llamó a la sensatez de los medios privados.

Recalcó que en la actual situación que viven los venezolanos “los medios deben ser eco de las ganas que tiene la gente de superar la realidad” y no de “incertidumbre”, lo que a su juicio “para nada” tiene que ver con ocultar la realidad.

LINCHAMIENTOS

El titular de comunicación e información apuntó que desde el ministerio respetan y “comparten absolutamente” la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de prohibir la difusión de videos de linchamientos en medios digitales.

“A nadie le puede interesar que nuestros hijos sean objetos vía internet de imágenes que lo que han es promover violencia”, manifestó Marcano.

Además, aseveró que los medios que publicaban este tipo de contenido “se colocan al margen de la ley” y “dejan vista su actitud de desestabilización”, lo que “es inaceptable en cualquier parte del mundo”.

Dijo que “lamentablemente hay quienes han asumido” los linchamientos “como lucha política”. Y enfatizó que estarán atentos a monitorear que la decisión del TSJ se cumpla.