Aznar: Comunidad internacional debe pronunciarse contra la “dictadura feroz” de Venezuela

Aznar exigió además a su país que plantee la cuestión a la Unión Europea "para que ésta pueda adoptar las resoluciones correspondientes".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Miami, Estados Unidos. AFP) – El expresidente del gobierno español José María Aznar y otros ex mandatarios de Latinoamérica reunidos en Miami exigieron el viernes a la comunidad internacional que se pronuncie sobre la “dictadura feroz y atroz” que padece Venezuela.

El jueves, el ente electoral venezolano prácticamente anuló la posibilidad de que la oposición celebre un referendo para destituir al presidente Nicolás Maduro.

“La comunidad internacional, después de la suspensión del referendo revocatorio, debe pronunciarse con nombres y apellidos“, dijo Aznar en una conferencia de prensa en el centro de Miami (Florida, sureste de EEUU), en el marco de un diálogo de expresidentes sobre el estado de la democracia en la región.

“Estamos ante un proceso existencial en el cual la vida, la esperanza, la democracia y la libertad en Venezuela están más en juego que nunca”, continuó el expresidente, urgiendo a la Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Cartagena la semana que viene a levantar su voz sobre el tema.

Aznar exigió además a su país que plantee la cuestión a la Unión Europea “para que ésta pueda adoptar las resoluciones correspondientes”.

También participaron en la “Iniciativa Democrática de España y las Américas” los expresidentes de Colombia Andrés Pastrana y Álvaro Uribe; además de Jorge Quiroga (Bolivia), Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Laura Chinchilla (Costa Rica) y Vicente Fox (México).

En los diálogos previos estuvo presente Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y gran crítico del gobierno venezolano, aunque no habló con la prensa.

“SOLIDARIDAD” CON LA OPOSICIÓN VENEZOLANA

El Consejo Nacional Electoral, al que la oposición acusa de aliado del gobierno al igual que a la justicia, paralizó el referendo revocatorio argumentando que acataba así el fallo de tribunales penales de cinco Estados, que habían anulado por supuesto fraude una primera recolección de firmas para celebrar el referendo.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática estaba segura de que superaría holgadamente el 20% de firmas exigido para llamar referendo, en medio de un creciente malestar popular por la grave crisis económica que azota al país petrolero, con una aguda escasez de alimentos y medicinas, y una inflación que el FMI calcula en 475% este año.

Pronunciándose en nombre del grupo de expresidentes reunidos en Miami, el boliviano Jorge Quiroga exigió a “la comunidad internacional, los países del hemisferio y los organismos regionales a pronunciarse sobre estos atentados a la democracia”.

“Nuestro mensaje a la oposición venezolana es de solidaridad absoluta y plena porque están enfrentando una dictadura atroz y feroz“.

“Esconderse detrás de un supuesto diálogo dilatorio que no sirvió para nada ya no puede seguir siendo excusa, el momento de la verdad ha llegado”, prosiguió Quiroga.

Lo mismo expresó luego Álvaro Uribe, un férreo crítico del chavismo, a un grupo de periodistas: “Se están acabando los últimos vestigios de democracia” en Venezuela.

Los organismos internacionales a los cuales pertenece este país “deberían pensar en suspender a Venezuela”, añadió el exmandatario colombiano, refiriéndose al Consejo de Seguridad de la ONU (del que Caracas es miembro no permanente), Unasur, Mercosur y la OEA.

De su lado, Lacalle exigió el retiro de “los agentes cubanos” que están ocupando en Venezuela “posiciones clave en el gobierno, la policía, la migración y la aduana”.

Cuba “ha sido el país que más ha intervenido en los asuntos internos para daño de América, después de los Estados Unidos, o junto con los Estados Unidos, y ha sido de las peores intervenciones en los países de América”, dijo Lacalle.