“Venezuela perdió totalmente influencia en la Opep”, afirma José Toro Hardy

El analista petrolero señaló que según el más reciente informe de la Opep, publicado en septiembre, la producción de Pdvsa ha caído 230.000 bdp en los siete primeros meses del año, lo que representa un retroceso "sin precedentes".

Publicada por: Andrés Herrera el andreduardo@gmail.com @AndrEduardo

Cámara y edición de video: Alex Urbina / Sumarium

(Caracas, Venezuela) – El destacado economista venezolano José Toro Hardy, miembro principal del Directorio de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) durante los años previos a la llegada del chavismo al poder, afirmó que Venezuela “perdió totalmente influencia” en la Organización de Países Exportadores de Petróleos (Opep) al estar la estatal petrolera envuelta en una “muy grave” situación económica, haber decaído su producción y además haberse alineado con un solo bando del mundo islámico.

En entrevista exclusiva con Sumarium, Toro Hardy aclaró que en la reunión de los países de la Opep realizada el pasado 28 de septiembre en Argelia, en la que se anunció un “acuerdo” para recortar la producción a 32,5 o 33 millones de barriles diarios (mbd), fue en realidad un “preacuerdo” que el experto ve “muy difícil” de llevar a la concreción.

“Realmente no ha habido un acuerdo (…). Lo que hubo fue una suerte de preacuerdo en el cual los países de la Opep se reunieron en Argelia y dijeron que estudiarían la posibilidad de proponer a la reunión que va a haber el 30 de noviembre en Viena un recorte de producción de 700.000 barriles diarios”, precisó.

En tal sentido, consideró que el punto álgido de la negociación será qué va a pasar con los 700.000 mbd que deberían reducirse entre todos los países miembros de la Opep.

Y es que los sunitas, liderados por Arabia Saudita, y los chiítas, liderados por Irán, tienen un “antagonismo histórico y religioso” que se inició con la muerte de Hussein -nieto del profeta Mahoma- en el año 680, explicó.

Por un lado, Irán, aliado del Gobierno venezolano desde los tiempos de Hugo Chávez y al que recientemente le fueron levantadas las sanciones internacionales por su programa nuclear, “va a aumentar su producción a como dé lugar hasta alcanzar 4 mbd”, apuntó Toro Hardy. Asimismo, afirmó que Arabia Saudita no aceptaría quedar por detrás de Irán y, por otro lado, Rusia “no puede disminuir producción” porque tendría que cerrar de forma irreversible pozos en Siberia.

Sin embargo, si el “muy poco probable” acuerdo de la Opep se llegara a llevar a cabo, igual el mismo “no alcanzaría para que suba el precio del petróleo“, sino solo para “impedir que haya una guerra de precios”, aseguró el experto.

EL RETROCESO DE PDVSA

Toro Hardy señaló que según el más reciente informe de la Opep, publicado en septiembre, la producción de Pdvsa ha caído 230.000 bdp en los siete primeros meses del año, lo que representa un retroceso “sin precedentes”.

En este complejo escenario, Pdvsa “no está pagando sus deudas, necesita canjear los bonos y no le está pagando a sus proveedores”, agregó.

Asimismo, a pesar de lo que el Gobierno de Nicolás Maduro vocifera constantemente, desestimó que Venezuela haya tenido algo que ver en el preacuerdo de la Opep pues, además de lo poco que representa en la producción mundial, desde que el chavismo se alineó con Irán las muy influyentes monarquías del golfo pérsico “no ven con buenos ojos” al país de Simón Bolívar.

Lea también: La “petrodiplomacia” del chavismo ha hecho caer los precios del crudo, dice Luis Oliveros

Por último, el experto fue enfático en que la estatal petrolera venezolana tiene “poco que ganar” en la situación en la que está “como consecuencia de las malas políticas económicas y petroleras”, por lo que si llegara a subir el precio del crudo a costa de que caiga la producción, “el efecto neto puede ser nulo”.