Sentencia TSJ da “motivos adicionales a la desconfianza”

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, señaló la mañana de este miércoles durante una entrevista para el programa Primera Página, que la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para aprobar el Presupuesto Nacional sin el Parlamento genera más desconfianza en el país para atraer inversiones extranjeras.

“Todas aquellas medidas que se vayan tomando, que no vayan siendo respetuosas de la Constitución Nacional, el estado de derecho, el respeto al debido proceso, que vayan esquivando poderes legítimamente constituidos, da motivos adicionales a la desconfianza que se genera en Venezuela (…) Para poder atraer inversiones, un país tiene que tener respeto por la Constitución”.

Olalquiaga habló además sobre los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), explicando que el problema del desabastecimiento está relacionado con la falta de producción y que según las cifras que maneja la Confederación, en la actualidad existe una caída del 27% en el nivel de producción en las empresas nacionales. Los clap, por su parte, son una estrategia de redistribución que poco hace para que el mercado venezolano tenga más productos.

“A través de la redistribución no vas a lograr tener más productos (…) cuatro de cada 10 productos que se fabricaban en el 2010 ya no se están fabricando por la fuerte contracción de la actividad industrial y eso a su vez responde a la falta de materias primas en sectores como la ganadería, agricultura, el sistema siderúrgico y petroquímico. Todos han bajado su nivel de suministro de materias primas y han encontrado muchas dificultades para mantener sus niveles operativos”, apuntó.

MÁS IMPORTACIONES, MENOS PRODUCCIÓN

En este sentido también añadió que Venezuela ha dado un vuelco a depender más de las importaciones como consecuencia de que ha venido pediendo una importante capacidad industrial y de que no existen mecanismos cambiarios efectivos para transformar bolívares en divisas

“Existe el titular de una casa de cambio Dicom que se va haciendo pública regularmente, pero tu vas a la banca del Estado y dices que eres productor y no hay forma de comprar divisas”, aseveró el dirigente de Conindustria.

Asimismo, explicó que otra consecuencia de la debacle económica es que a nivel internacional Venezuela se ha vuelto menos competitiva. Además, la falta de rentabilidad de las empresas, la fuga de talentos y la obsolescencia tecnológica ha conseguido que el país haya venido “matando” sus exportaciones de 8.000 millones de dólares a 2.000 millones de dólares.

“Un gobierno que quiera permanecer en el tiempo tiene que generar prosperidad en los ciudadanos y establecer una economía funcional que le de la capacidad operativa de las empresas”.

Finalmente, a manera de reflexión, concluyó sugiriendo que Venezuela no puede mezclar lo político con la economía, porque la misma es un entorno muy complejo y necesita tener libertad, autonomía y especialistas en la materia.

“Las medidas improvisadas y anárquicas que hay, se han traducido en la imposibilidad que de las empresas puedan generar rentabilidad operaciones y producción para el país”.