Así es Juliana Awada, la primera dama argentina

Chic, elegante, refinada, son algunos de los términos que la acompañan en las múltiples publicaciones que ha tenido en la prensa rosa de Argentina.

Crédito: AFP
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- A sus 41 años, Juliana Awada es la primera dama de Argentina y la tercera esposa de Mauricio Macri. Refinada y elegante, como le corresponde a una empresaria de la moda, Awada también es reconocida por aparecer en publicaciones de la prensa rosa argentina de vez en cuando.

Su fallecido padre, Abraham Awada, era un inmigrante libanés de religión musulmana que siempre estuvo vinculado al negocio de la ropa y su madre, Elsa Baker, en la actualidad sigue al frente de la marca de ropa femenina Awada con 79 años. Juliana es accionista y diseñadora de la mencionada empresa.

Crédito: AFP

Según información recopilada por El País, Awada fue a un colegio bilingüe y tras culminar sus estudios, continuó profundizando sus conocimientos en inglés durante una temporada por Oxford. Tras su regreso se dedicó al negocio familiar; realizando múltiples viajes por Europa y Estados Unidos, buscando tendencias y colecciones.

La primera dama contrajo nupcias cuando era muy joven, pero no tuvo futuro. Seguidamente tuvo una relación de diez años con un conde belga con quien tuvo a su primera hija, Valentina. En 2009 comenzó su relación con el ex empresario, ex alcalde y ahora presidente de Argentina, cuando coincidieron en un gimnasio ubicado en el exclusivo Barrio Parque.

Macri y Awada se casaron en 2010 y luego de un año de matrimonio nació Antonia.

ACUSACIONES EN SU CONTRA

Crédito: Google

En 2012, el político Gustavo Vera la denunció ante la justicia por su vinculación con un presunto taller clandestino que fabricaba ropa infantil para una marca de su hermano.

Ella lo negó y fue sobreseída por la justicia. Sin embargo, su hermano fue finalmente imputado en 2014.

Se espera que desde que habite la Quinta de Olivos, sea el centro de las miradas nada más por su presencia y elegancia.

Crédito: Google