Condenan a 2 años y medio de cárcel a un peruano por matar a un gato de un disparo

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Lima, Perú. AFP) Un ciudadano peruano fue condenado por un tribunal a dos años y medio cárcel condicional por disparar y matar en 2016 a un gato en el sur de Perú, la primera sentencia de este tipo en el país, informó la fiscalía a la prensa local.

El hecho ocurrió en diciembre del 2016, en la Asociación Vincoop de la región Moquegua (sur), cuando un hombre de 38 años disparó con su carabina de aire al gato de nombre “Machín”, indicó el diario Prensa Regional de Moquegua.

El felino fue impactado con un balín de plomo en el abdomen. El dueño del gato lo encontró a unos metros de su casa y lo llevó al veterinario. Tras hacerle una placa radiográfica se percataron que el animal tenía un balín alojado en el pecho que dañó sus órganos vitales, lo que terminó causando su muerte.

Después de realizar la denuncia, la fiscalía inició la investigación y comprobó que el acusado tenía en su poder dos carabinas y, según los vecinos, disparaba además a las aves que se posaban en los postes de luz.

Con base a las pruebas, el juez dictó sentencia condenatoria a dos años y seis meses de pena privativa de la libertad suspendida. En Perú, la prisión es efectiva cuando la sentencia supera los cuatro años.

Asimismo deberá cumplir reglas de conducta y un pago de 885 soles (unos 271 dólares).

Según el doctor Nelson Linares de la fiscalía de la provincia Mariscal Nieto, quien estuvo a cargo del caso, ésta es la primera ocasión que se impone una sentencia por delito de actos de crueldad contra animales domésticos.

En 2015 Perú aprobó una ley de protección y bienestar animal que sanciona hasta con cinco años de cárcel los actos de crueldad contra animales domésticos.

La vida vale

En Venezuela , especificamente en Catia La Mar, av. Soublet,un carro con placa MEB77M, atropelló a propósito, a un minino de apenas dos meses el pasado sábado 11 de noviembre, el gato murió a los pocos minutos. El gato llamado “manchitas” era la mascota de la ambientalista y proteccionista independiente Keily Chávez, quién dijo ” le pedí -con los ojos aguados- a la persona que lo hizo que tuviese más cuidado la próxima vez. Su respuesta fue: “Yo no puedo estar pendiente si un animal está debajo de mi carro o no, siempre estoy muy apurado. Tengo cosas más importantes que hacer, se murió, se murió”

La dueña de la mascota recalcó que la vida de su mascota también era importante, por lo menos para ella y lo mínimo que esperaba era una disculpa de parte de la persona que cometió el crimen.

“Acabaste con una vida inocente – dije con mi voz quebrantada- la vida, en cualquier expresión es valiosa, pudiste haber matado a un niño, los animales también tienen derechos… El me respondió con ironía .. ¿Derechos? Si quieres me denuncias… te puedo dar mi cédula y todo a ver qué me hacen. No entiendo por qué armas un drama por un pedazo de gato”.

“Este “ser humano” que no respeta la vida de los animales ni el dolor producido hacia otro ser humano. Por si fuera poco, se burla de la justicia, él sabe que no le harán nada por matar a un animalito -así ellos también tengan derechos-, porque aquí a diario matan a personas y nadie hace nada al respecto”.

Chávez dijo que la muerte de manchitas ella quisiera que se convierta un mensaje de conciencia… “Si dejas tu carro en un lugar donde habitan muchos perritos o gaticos callejeros, es muy probable que ellos busquen sombra, calor o refugio debajo de tu carro, incluso en las ruedas. No creo que te quite ni cinco minutos de tu tiempo, mirar debajo de tu carro antes de montarte para cerciorarte que no le harás daño a ningún animal”.

Chávez, quién también estudia ingeniería ambiental y es defensora de la Elefanta Ruperta, finalizó recalcando que el que a una persona no le gusten lo animales estas personas no tienen porque hacerles daño y que respertar la vida de cada ser vivo hará que Venezuela crezca como sociedad.