Tirotean, maniatan y lanzan a un río a presuntos delincuentes en Bolívar

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Una situación irregular se registró la noche de este sábado en el sector La Represa, parroquia 5 de Julio, del municipio Caroní del estado Bolívar, en la que predominan dos versiones, reseña Correo del Caroní.

Al parecer, han incrementado los robos de legumbres y tubérculos que la comunidad tiene sembrados en los patios de sus viviendas, por lo que decidieron organizarse y “tomar la justicia por sus manos”.

Fue así que el sábado aproximadamente a las 10:00 pm, algunos vecinos detonaron sus armas contra tres hombres que presuntamente hurgaban en el lugar, resultando heridos.

Uno de ellos, identificado como Alán Tonino logró huir de la escena. Sin embargo, los otros dos fueron capturados por los vecinos que los maniataron y los lanzaron al río desde el puente que conecta a Río Claro con el municipio Casacoima, estado Delta Amacuro. Se cree que ya habían muerto producto de las balas.

No fue hasta la mañana de este domingo que al salir de sus casas las personas que viven cerca del lugar localizaron los cadáveres en el riachuelo.

Sin embargo, la versión de la familia de Tonino, asegura que se encontraba “pescando” con sus compañeros cuando fueron atacados.

JUSTICIA POR SUS MANOS

En lo que va del año siete personas han sido linchadas en el municipio Caroní. El mes pasado las víctimas fueron dos hombres y uno de ellos fue decapitado por la comunidad del sector Las Pavas, Pozo Verde.

Estaban implicados en la muerte de Miguel Montiguado quien era un agricultor, de 41 años, y vendía sus productos en el Mercado de Mayoristas, en San Félix. En julio, seis individuos llegaron en moto a su casa, en el sector La Culata de Santa Rosa, en la vía a El Pao, lo asaltaron a él, a su esposa y a su bebé de 6 meses.

LINCHAMIENTOS

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño-León sostiene que los linchamientos no contribuyen a pacificar o hacer una mejor sociedad.

“Hace unos años, los linchamientos se cometían contra personas que habían cometido crímenes horrendos. Actualmente observamos que el linchamiento se dirige a delincuentes menores, incluso novatos, porque la desesperación es grande”, sostiene.

El artículo 46 de la Constitución Bolivariana de Venezuela, reza “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral; en consecuencia: Ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Toda víctima de tortura o trato cruel, inhumano o degradante practicado o tolerado por parte de agentes del Estado, tiene derecho a la rehabilitación”.