Barcelona goleó al Deportivo en el regreso de Messi

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Barcelona, España. DPA).- El Barcelona se recompuso hoy en la Liga española de fútbol con una goleada 4-0 sobre el Deportivo de La Coruña, en el regreso del argentino Lionel Messi a las canchas después de su lesión.

A la espera de que Atlético y Real Madrid disputen sus duelos por la octava fecha ante Granada y Betis respectivamente, el triunfo colocó a los azulgrana en la segunda posición de la Liga con un punto menos que el Sevilla (17), líder provisional tras su victoria 3-2 sobre el Leganés, y una unidad más que los dos equipos madrileños (15).

Tras dos semanas sin campeonato doméstico por las selecciones y luego de la derrota ante el Celta de Vigo en la pasada fecha, el brasileño Rafinha (21′ y 36′), el uruguayo Luis Suárez (43′) y el recuperado Messi (58′) llevaron la tranquilidad a un Camp Nou que no las tenía todas consigo.

Y no sin motivos. El Deportivo, el único equipo que ha sumado puntos en el estadio azulgrana en las dos temporadas de Luis Enrique al frente del banco -dos empates-, llegaba después de una parada que dejó al Barcelona sin sus dos laterales titulares (Jordi Alba y Sergi Roberto) y con el astro Messi recién salido de una lesión.

Los azulgrana estaban bajo sospecha después de sumar una inesperada derrota ante el Alavés y un empate frente al Atlético, cinco puntos cedidos en casa en tan sólo ocho jornadas.

EL CRACK ARGENTINO REGRESÓ

Sucedió, sin embargo, que, antes de que Messi deleitara a la hinchada con su regreso y su fabuloso gol, sus compañeros ya habían solventado el choque, pese a los cambios tácticos de Luis Enrique.

El entrenador azulgrana, que siempre teme los partidos que suceden a las paradas por las selecciones, prefirió cambiar el habitual dibujo de su once a dar una nueva oportunidad a Aleix Vidal que, por séptimo partido consecutivo, se quedó fuera de la convocatoria.

Privado por lesión de Alba y Sergi Roberto y sin otro recambio natural al que que recurrir para cubrir el lateral derecho, el técnico azulgrana armó una defensa de tres con Gerard Piqué en el centro, escoltado en los laterales por el argetino Javier Mascherano y el francés Jéremy Mathieu; un mediocampo de cuatro en el que dio descanso a Andrés Iniesta e incorporó al francés Lucas Digne por la izquierda; y una avanzadilla de tres, integrada por el uruguayo Luis Suárez, el brasileño Neymar y Rafinha en el lugar del argentino Lionel Messi que, recuperado de su lesión, vio la primera parte del duelo desde el banco.

Durante los 20 primeros minutos, al Barcelona le costó acostumbrarse al 3-4-3 y encontrar espacios entre la ordenada trama defensiva del Deportivo. Pero en cuanto Rafinha abrió el marcador luego de recuperar el balón en la frontal del área entre dos rivales y batir a Germán Lux tras combinar con Suárez, todo fluyó mejor.

Los azulgrana aumentaron intensidad y velocidad, Rafinha volvió a marcar al aprovechar un rechace de Lux a un buen cabezazo de Piqué y Suárez dejó la cosa vista para sentencia antes de la pausa con un gol que incluyó un gran pase de Neymar con el exterior y un control de fútbol sala del uruguayo dentro del área.

ALCÁCER NO PUDO MARCAR

Con su sexto gol en la Liga -los mismos que el francés Antoine Griezmann- y apercibido de sanción, Suárez pudo irse a descansar y dar el relevo a su amigo Messi, que revolucionó el encuentro en la segunda parte con un gran gol tres minutos después de su ingreso en cancha.

Tras tres semanas ausente por lesión, el astro argetino batió a su compatriota Lux con un fabuloso disparo cruzado después de una gran asistencia de Neymar.

El fútbol, sin duda, es diferente con Messi, que convirtió un duelo ya completamente decidido en un entretenido espectáculo, pese a la rendición del Depor, que además disputó la última media hora con diez por expulsión con roja directa de Laure por una absurda pelea.

Al ritmo de crack argentino, el Barcelona intentó, sin éxito, que Paco Alcácer -sustituto de Suárez- se estrenara como goleador en el Camp Nou.

Y, a la espera de que el Manchester City de Josep Guardiola arribe el próximo miércoles al coliseo azulgrana en la Liga de Campeones, celebró que, por primera vez en lo que va de campeonato doméstico, André Ter Stegen no recibiera ni un solo gol.

En el regreso de Messi, el experimento de Luis Enrique funcionó y dio una nueva opción al Barcelona, que mantendrá o no la segunda posición en función de lo que hagan Atlético y Real Madrid.