La Nación: Maduro, ¿se acerca el fin de su mandato?

Expertos asegura que el presidente Nicolás Maduro cuenta con la alianza necesaria para seguir en el mandato

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El gobierno de Nicolás Maduro ha llegado para quedarse, yendo contra los principios de paz, democracia y autocrítica que se predican en sus filas. “Si se diera el caso de que ellos lograran su objetivo y sacan de aquí a este hijo de Hugo Chávez, humilde obrero, después de 39 meses de guerra infernal, no pidan cuartel porque nos vamos a las catacumbas del pueblo y, más temprano que tarde, vendremos por ustedes y la revolución se hará. De otra forma, pero se hará“. Aseveró el presidente Nicolás.

Maduro, en un discurso ante chavistas frente al palacio presidencial. Crédito: EFE / Cristian Hernández

La confesión a regañadientes del presidente contrasta con la resistencia que hoy se plantean los poderes revolucionarios frente a la propia realidad: escasez de alimentos y medicinas, quiebra del sistema de salud, una nueva ola de violencia en el país más inseguro del planeta, recesión, inflación y racionamiento eléctrico. Ante semejante panorama, que ya habría provocado la renuncia del líder más optimista, la misma pregunta sobre Venezuela se repite, una y otra vez, desde el exterior: ¿está viviendo Maduro sus últimos momentos al frente del país? reseña Daniel Lozano para el portal de La Nación.

La crisis social es notoria, cada día incrementan las protestas, saqueos, luchas entre una ideología y otra que se contrarían. Algunos expertos plantean que el Gobierno se encuentra en la etapa final, sin embargo, otros afirman que Maduro tiene a su favor al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y al componente militar, ambos factores son importantes para permanecer en el poder.

LEA LA NOTICIA COMPLETA:

“Si se diera el caso de que ellos lograran su objetivo y sacan de aquí a este hijo de Hugo Chávez, humilde obrero, después de 39 meses de guerra infernal, no pidan cuartel porque nos vamos a las catacumbas del pueblo y, más temprano que tarde, vendremos por ustedes y la revolución se hará. De otra forma, pero se hará.”

La revolución bolivariana, en medio de la mayor crisis de la historia moderna de Venezuela, pasó, en boca del presidente Nicolás Maduro, de “llegar para quedarse” y “gobernar siglos” a plantearse buscar las catacumbas, lo que va contra su propia esencia.

La confesión a regañadientes del presidente contrasta con la resistencia que hoy se plantean los poderes revolucionarios frente a la propia realidad: escasez de alimentos y medicinas, quiebra del sistema de salud, una nueva ola de violencia en el país más inseguro del planeta, recesión, inflación y racionamiento eléctrico. Ante semejante panorama, que ya habría provocado la renuncia del líder más optimista, la misma pregunta sobre Venezuela se repite, una y otra vez, desde el exterior: ¿está viviendo Maduro sus últimos momentos al frente del país?

“Existe una percepción general, especialmente en Estados Unidos, de que el régimen está en su fase final, que ya se escuchan sus estertores. Sin embargo, no todo el mundo coincide con ello, ya que señalan que, a pesar de todo, Maduro aún cuenta con el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del componente militar, lo cual es determinante en el juego de preservar el poder”, resume José Rafael López Padrino.

El histórico pensador social de la izquierda venezolana maneja su propia sentencia: “Pienso que el régimen no está en su fase final, pero marcha aceleradamente hacia ella”.

A la crisis económica se suman las críticas internas en el chavismo a Maduro, diferencias en las fuerzas armadas y la cruzada opositora en busca del referéndum revocatorio (ver aparte), una de las principales banderas de la Constitución de Chávez. Todo ello aderezado por la conflictividad social, que aumenta día tras día y que se manifiesta en protestas, saqueos, manifestaciones y disturbios diarios por todo el país. Las últimas 48 horas en la caraqueña Petare, una de las mayores villas miseria de América latina, encendieron las alarmas que todavía estaban apagadas.

El politólogo John Magdaleno se hace una pregunta parecida a la de López Padrino: ¿alguien cree que con este cuadro, un gobierno que ha agudizado la crisis económica y social engendrada con fuerza desde 2011 saldrá ileso? Para el analista, el gobierno se equivoca gravemente si cree que saldrá ileso de semejante crisis. “El malestar social ya se consolidó”, explica.

“Tampoco creo que sean sus últimos días, pienso que el gobierno se mantendrá en este año. Tengo la impresión de que capea el temporal con más éxito en lo político [a través de marcar a la Asamblea Nacional y dilatar el revocatorio] y menos en lo económico”, reflexiona el profesor y politólogo Ricardo Sucre.

El académico cree que Maduro “trata de mantener en límites el conflicto social” en espera de ajustes económicos en los precios y la suba del barril de petróleo, que en las últimas semanas comenzó a recuperarse en los mercados internacionales (promedio los 50 dólares), aunque aún muy lejos de la época de oro del chavismo, con el barril de crudo por encima de los 130 dólares.

La policía contiene a personas que buscan entrar a un supermercado de Caracas. Crédito: EFE / Miguel Gutiérrez

“Sobre el gobierno de Maduro no hay ninguna expectativa, ni positiva ni negativa. Es como estar muerto sin saberlo… Lo cierto es que sea en 2016, 2017 o en 2019, Maduro no tiene reelección. No lo quieren «los puros del chavismo» y sólo lo respaldan los que actualmente están en el gobierno venezolano”, señala Ángel Monagas.

Para este analista político, el problema son los costos de salida para todo el frente revolucionario. “Mientras no se complazcan sus peticiones, esta historia puede ir para largo. Los costos de salida tienen que ver con las garantías a futuro de su seguridad física y de su familia, fundamentalmente.”

A pesar de que Venezuela se asemeja a un enfermo en terapia intensiva, nadie se atreve a pronosticar un desenlace rápido de la debacle económica y social.

“Es evidente que la crisis económica es grave y afecta de manera relevante al soporte popular del presidente, y dispara el deseo de cambio, fortaleciendo a la oposición y a su propuesta de referéndum o salida. La calle se calienta con protestas espontáneas diarias”, contextualiza Luis Vicente León, presidente de la consultora Datanálisis.

“Pero nada de esto permite proyectar el fin de Maduro y su gobierno. Es claro que no podría ganar una elección, pero no significa que haya perdido la gobernabilidad“, añade el analista.

León menciona plebiscitos que el chavismo quiere evitar a toda costa. Nada se sabe oficialmente de las elecciones a gobernadores (cumplen mandato en diciembre) y el proceso revocatorio sufre un vía crucis lleno de obstáculos revolucionarios.


SUPERVIVENCIA

“Si la oposición es exitosa en canalizar la desesperanza, frustración y rabia en voluntad política de cambio, la defenestración del chavismo es un hecho. De lo contrario, el fachomadurismo sobrevivirá en medio de grandes penurias y sangrienta represión”, advierte López Padrino.

Viviremos tiempos tumultuosos, pero dentro de un control o contención política que hará el gobierno. Pienso que el referéndum revocatorio se admitirá, pero para 2017; quedará la duda si la oposición lo toma o no. Hoy parece que no. A mediano plazo, si se plantea una elección presidencial, la oposición puede ganarla siempre y cuando tenga la unidad”, contempla Sucre.

“Pero si la oposición no cede, no negocia, y va hasta el final, habrá revocatorio este año. Caso contrario, será después del 10 de enero de 2017, donde vendrán otras situaciones”, remacha Monagas.

VENEZUELA, EN LA MIRA DE LA OEA

El 23 de junio se decidirá si se aplica la Carta Democrática.

CRECE TENSIÓN EN LOS BACHAQUEROS

Robos y miedo

En el Petare, una de las mayores villas de América latina, grupos de vecinos de la zona conocida como Palo Verde tomaron ayer por asalto un camión cargado de carne y pollo, mientras que a pocos kilómetros de allí se produjeron otros intentos de saqueo; cientos de policías ocuparon el área, mientras los comerciantes cerraron puertas y rejas para evitar robos.

PROTESTAS

El miércoles pasado, el municipio de Sucre también fue escenario de protestas de quienes pedían alimentos en la zona, mientras que en el oeste de la ciudad también se produjeron choques por intentos de asaltos masivos a comercios; el martes hubo protestas por la escasez de comida en los estados de Monagas, Trujillo, Lara, Guárico, Anzoátegui, Miranda, Táchira y Nueva Esparta,

CONFILCTIVIDAD

Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), el país enfrenta a diario un promedio de 19 protestas, en medio de un clima de conflictividad en ascenso por la escasez de alimentos, de medicinas, y la demanda de servicios básicos, como agua y energía; la ONG contabilizó en los primeros cinco meses del año 2779 manifestaciones, incluidos 146 saqueos y 108 intentos de saqueo.




Categoría: Venezuela | Claves: Crisis m Maduro MAndato