Clinton a la cabeza de la carrera demócrata sin oponente de peso

En pocas campañas recientes un aspirante ha contado con tan pocos rivales y de tan poco peso como Clinton ahora.

Los sondeos revelan que Clinton tendría un 63,3% de los votos para la candidatuta demócrata a la presidencia de EE UU. Crédito: Brian Snyder / Reuters.
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). El sábado, El exgobernador de Maryland, Martin O’Malley, dio el paso para presentar su candidatura a la presidencia de EE UU por el partido demócrata con un discurso en Baltimore, ciudad de la que fue alcalde.

O’Malley se une al senador Bernie Sanders en una exigua lista de aspirantes del Partido Demócrata, que según El País, no hacen sombra a Clinton, favorita en todos los sondeos.

Según las encuestas a O’Malley le apoya menos de un 1% de votantes en el proceso que en los primeros meses de 2016 decidirá el candidato del Partido Demócrata, según la media de sondeos de la publicación Real Clear Politics.

Los datos de los sondeos, también revelan que Bernie Sanders, otro candidato declarado para la nominación demócrata, y senador por Vermont, tendría un 8,8% de votos. Sanders, de 73 años, se declara a sí mismo socialista.

Por su parte, Hillary Clinton- primera dama en los años noventa, senadora entre 2001 y 2009, candidata presidencial en 2008, secretaria de Estado entre 2009 y 2013- de 68 años, se llevaría un 63,3% de votos.

En este proceso, es de destacarse que en pocas campañas recientes un aspirante ha contado con tan pocos rivales y de tan poco peso como Clinton ahora.

Los rivales de Clinton quisieran creen en el milagro, dice la publicación. Y evocan la campaña de 2008. Entonces, como ahora, Clinton era la favorita, pero un joven senador afroamericano, Barack Obama, la derrotó contra pronóstico. ¿Y si ocurriese lo mismo?.

Sin embargo, ni Sanders ni O’Malley son Obama, y ninguno tiene el acceso a la financiación de la que disponen los Clinton.

Por ahora, la única candidata que podría dar la pelea a Clinton es la senadora Elizabeth Warren, líder del ala populista del Partido Demócrata, pero se resiste a presentarse. en ese caso, la ventaja, para Clinton, es que podría ahorrarse una campaña de primarias que la desgaste.