¿DiCaprio alzará por fin el Óscar?

Es una de las estatuillas más previsibles de la ceremonia.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Leonardo DiCaprio habla sobre “The Revenant” y su nominación al Óscar / Crédito: Magic Radio.

(Los Ángeles, EE.UU. EFE) -. Si los Globos de Oro, el Sindicato de Actores de EE.UU. (SAG), los Bafta y más de una docena de asociaciones de críticos estadounidenses no se equivocan, Leonardo DiCaprio se alzará el domingo con el Óscar al mejor actor por “The Revenant”.

Es uno de los premios más previsibles de la ceremonia, a pesar de la lucha que en mayor o menos grado puedan ofrecer Bryan Cranston (“Trumbo”), Matt Damon (“The Martian”), Eddie Redmayne (“The Danish Girl”) y Michael Fassbender (“Steve Jobs”).

LEONARDO DICAPRIO, SU MOMENTO HA LLEGADO

Su Hugh Glass pasará muy probablemente a la historia por ser el personaje que, finalmente, brindará su Óscar, a los 41 años, a uno de los actores más queridos y respetados en la industria.

Ésta es su sexta nominación y la quinta como actor (la otra le llegó como productor de “The Wolf of Wall Street”) tras “What’s Eating Gilbert Grape” (1993), “The Aviator” (2004), “Blood Diamond” (2006) y “The Wolf of Wall Street” (2013).

“No voy a ocultar que fue el rodaje más difícil de mi vida, pero al final ha tenido su recompensa porque Alejandro González Iñárritu ha traducido ese esfuerzo en una obra de arte”, dijo DiCaprio en una entrevista con Efe.

Prácticamente un año de rodaje a caballo entre las montañas rocosas canadienses hasta la Patagonia argentina que en ocasiones se convirtió, según testimonios de la producción, en un auténtico “infierno” por la dureza de las condiciones climatológicas en las que se llevó a cabo la filmación, que provocaron despidos y renuncias varias.

BRYAN CRANSTON, EL PASP ADELANTE DE UN MITO TELEVISIVO

A Bryan Cranston nunca le faltó el trabajo. Cuenta en su currículum con cerca de 150 trabajos entre el cine, el teatro y la televisión, pero no fue hasta el estreno de la serie “Breaking Bad” cuando la industria descubrió el talento de este actor camaleónico que previamente había conectado con el público gracias al papel de padre de familia en “Malcom in the Middle”.

Para Cranston es su primera nominación al Óscar, un reconocimiento que le llega por su transformación en el escritor y guionista Dalton Trumbo. Es posiblemente su primera gran interpretación en el cine tras papeles en cintas como “Little Miss Sunshine”, “The Lincoln Lawyer”, “Drive” o “Godzilla”.

Cranston, que viene de recibir el premio al mejor actor en el festival de cine internacional de Palm Springs y de la Asociación de Críticos del sureste de EE.UU., tiene ocho proyectos en cartera, entre ellos “All the Way”, de HBO, donde encarna al expresidente Lyndon B. Johnson, y “The Infiltrator”, una nueva aproximación a la figura del narcotraficante Pablo Escobar.

MATT DAMON, EL ROSTRO DEL OPTIMISMO EN LA TRAGEDIA

“Siempre quise hacer de Robinson Crusoe y ésta era mi oportunidad”, aseguraba Damon en una entrevista con Efe. Su papel del astronauta Mark Watney en la espectacular película de Ridley Scott le supone al actor su cuarta nominación al Óscar. Las anteriores le llegaron por “Invictus” y “Good Will Hunting”, con la que logró el Óscar al mejor guión original junto a Ben Affleck.

Damon rodó “The Martian” inmediatamente después de terminar su participación en “Interstellar”, de Christopher Nolan, donde también daba vida a un astronauta aislado en un planeta inhabitable. Ambas cintas se confirmaron como enormes éxitos en taquilla, superando ampliamente los 600 millones de dólares en todo el mundo.

El intérprete, que se alzó con el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical -motivo de sorna constante en Hollywood- por “The Martian”, estrenará en julio “Jason Bourne”, una nueva entrega de su mítica saga de espías, esta vez junto a Alicia Vikander, e intervendrá en “Suburbicon”, el nuevo proyecto como director de su amigo George Clooney.

EDDIE REDMAYNE, A POR UN IMPROBABLE SEGUNDO ÓSCAR CONSECUTIVO

El británico suma su segunda nominación consecutiva tras alzarse con el Óscar el año pasado por “The Theory of Everything”. Si ganase la estatuilla dorada de nuevo empataría el récord de dos premios seguidos en esa categoría, en posesión de Spencer Tracy (“Captains Courageous”, 1937, y “Boys Town”, 1938) y Tom Hanks (“Philadelphia”, 1993, y “Forrest Gump”, 1994).

“Los Óscar son cosa de un día pero requiere toda una vida llegar hasta ellos. Suponen todo un vendaval de emociones. Trato de estar abierto a todo lo que me sucede y, sobre todo, disfrutarlo”, comentó el actor en el reciente encuentro con los medios durante el tradicional almuerzo de nominados organizado por la Academia.

Redmayne, nominado también a los Razzie (los anti-Óscar de la industria) por su papel en “Jupiter Ascending”, verá su merecida fama multiplicarse este año con el estreno de “Fantastic Beasts and Where to Find Them”, una cinta derivada del universo “Harry Potter” en la que interpretará a Newt Scamander, un viajero experto en el estudio de multitud de criaturas mágicas.

MICHAEL FASSBENDER, RECONOCIMIENTO A UN TRABAJO MONUMENTAL

En su segunda nominación al Óscar tras la obtenida por “12 Years a Slave”, Fassbender propone un Jobs feroz, con personalidad atractiva, seductora y peligroso en las distancias cortas, gracias a un descomunal guión obra de Aaron Sorkin que le ha deparado algunas de las mejores críticas de su ya de por sí brillante carrera.

De las 185 páginas del guión de Sorkin, Fassbender recita 100 de ellas. Esa fue la ingente tarea que afrontó el actor para moldear un personaje repleto de capas y contradicciones y que previamente fue acariciado por Leonardo DiCaprio y Christian Bale.

Fassbender, uno de los actores más solicitados de Hollywood, tiene en cartera siete proyectos, entre ellos “X-Men: Apocalypse”, “Assassin’s Creed” y “The Light Between Oceans”, donde comparte escenas con su actual pareja, Alicia Vikander. También estará en la secuela de “Prometheus”, llamada “Alien: Covenant”, y en “The Snowman”, adaptación del gran éxito de ventas del noruego Jo Nesbo.