Un centenar de africanos lograron superar la frontera de Melilla

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid, España. AFP).- Un centenar de migrantes africanos lograron la mañana del jueves superar la valla en la frontera entre el enclave español de Melilla y Marruecos, de un grupo de 300 personas que lo intentó, informó la Guardia Civil.

“A las 8 de la mañana, (tuvo lugar) un asalto organizado, ha superado a las fuerzas marroquíes, se ha logrado la contención de unos 200 pero 100 han logrado llegar a Melilla”, indicó a la AFP un portavoz de la gendarmería española en ese enclave en el norte de África.

Solo una persona resultó herida, en una pierna, según el portavoz.

Las personas que lograron saltar bajo una fuerte lluvia las vallas de más de seis metros de altura, “son de origen subsaharianos, todos son hombres jóvenes”, precisó.

Fueron llevados al centro de acogida temporal en el enclave español, donde pueden pedir asilo. Pocos logran obtener ese estatus no obstante, ya que son usualmente considerados inmigrantes económicos.

GANCHOS Y BOTAS CON CLAVOS

Para superar la triple barrera que circunda la ciudad autónoma española, además de otros obstáculos especialmente concebidos para desalentar los intentos de entrada, las personas se dotan de ganchos y botas con clavos.

Melilla y Ceuta, otro enclave español, son las dos únicas fronteras terrestres entre la Unión Europea y África.

En un anterior intento, el 4 de septiembre, un centenar de inmigrantes lograron pasar la frontera.

Durante los seis primeros meses del año, 4.606 inmigrantes originarios de Asia, África y Medio Oriente llegaron a España por vía terrestre o marítima, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

España suele recibir críticas de organizaciones de defensa de los derechos humanos por el tratamiento a los inmigrantes.

La británica Oxfam denunció recientemente el rechazo de solicitantes de asilo, en particular en Ceuta y Melilla en el norte de Marruecos. Esta situación fue criticada igualmente por el Defensor del Pueblo español, en un informe en junio pasado.

El resultado de esta política “es que las personas se vean obligadas a arriesgar sus vidas buscando rutas más peligrosas, que además enriquecen a las mafias”, según Oxfam.