La Opinión: Tres soldados venezolanos viven en la mendicidad en Colombia

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Édgar Cusgüen/La Opinión

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Tras la fuerte crisis por la que atraviesa Venezuela en el tema de medicinas y alimentos, tres soldados del ejercito venezolano, abandonaron el país y ahora viven en una cancha en Colombia.

Los venezolanos relataron a una entrevista al diario La Opinión la historia de cómo abandonaron su país de origen y dejaron todo atrás para buscar la manera de ayudar a sus familias que aún permanecen en Venezuela.

José Luis expresó que cuando tomó la decisión de dejar Venezuela, su madre le pidió que no lo hiciera y su esposa no lo apoyó en su lugar se enojó mucho.

Pero lo más difícil fue despedirse de su pequeña hija quien le dijo que “tenía mucha hambre” cuando él se acercó y tuvo que responder que “saldría a buscar comida”.

Detalló que “con un nudo en la garganta” tuvo que cruzar la frontera entre Venezuela y Colombia con el objetivo de conseguir un futuro.

Asimismo, Miguel Ángel comentó que “se cansó de la injusticia y la soberbia del Gobierno”, así como también de ver a su familia peleando por comida. “Mientras unos comían, otros teníamos que mirar. Todo era un completo egoísmo y eso dolía mucho”.

Por su parte, Julio César prestó servicio por dos años y lamentó no haberse despedido de su hija: “No me despedí de mi hija… Mi chiquita… Esto que hago es por ella”.

Su travesía no fue fácil porque no pudo despedirse de su familia al momento de partir, ellos no estaban cerca del lugar de trabajo, comentó.

Pero resaltó que tuvo que tomar la decisión de irse en el mismo momento que le ordenaron pelear contra su propia gente con una bomba en la mano. “Me dijeron: matar o morir; es usted o son ellos”.

Dijo que tuvo que actuar en ese momento pero juró no volver hacerlo, porque “su deber como hombre y como militar era cuidar de la gente”.

Aunque estos venezolanos salieron en busca de un mejor futuro, lamentablemente han caído en la mendicidad, reseña el medio.