La inflación llegó a los mercados chino y peruano de Caracas

La crisis por la que pasa el país, también ha afectado a los famosos mercados chinos y peruanos que se realizan en distintos puntos de Caracas.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – En un reportaje realizado por el periodista Daniel Rojas, publicado en la página web Contrapunto, precisó que la inflación llegó al mercado chino y peruano que realizan en Caracas.

En el caso del mercado chino en El Bosque, en Caracas, los comerciantes indicaron que ha habido un descenso de 50% en la venta y clientela en el lugar, dado los altos costos para adquirir los productos que posteriormente venden: hortalizas, ingredientes importados para realizar os platos chinos, carne, pollo, pato y pescados.

Sin embargo, manifestaron que pese a la situación, aún sigue siendo rentable adquirir verduras y proteínas en el lugar.

Mientras que en el mercado peruano que se realiza en Colegio de Ingenieros, en Caracas, los comerciantes aseguraron que es más difícil conseguir productos de la cesta básica como leche y azúcar para preparar platos típicos como helados o la chicha morada.

La peruana Ramona de Velásquez manifestó que ha bajado la clientela en el lugar, dado los altos costos de los alimentos.

Según publicó el reportero, un ceviche en el mercado peruano cuesta Bs. 2.000, la Causa Limeña Bs. 600 y el plato “Todo Perú” en Bs. 1800.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO PUBLICADO POR EL MEDIO:

Hasta un descenso del 50% de ventas y de clientela afirman se ha registrado durante este año en el mercado chino, que se instala todos los domingos, en la urbanización El Bosque, en Caracas.

De acuerdo con algunos de sus comerciantes, el descenso progresivo en las ventas se debe a los altos costos de compra de los productos que luego venden allí: hortalizas, ingredientes importados para la elaboración de los platos típicos chinos, así como proteínas (carne, pollo, pato y pescados).

Aun así, algunos de los entrevistados por Contrapunto, este domingo, aseguran que sigue resultando rentable colocar sus puestos de ventas allí.

El señor Pancho Torres, venezolano, trae hortalizas desde Bejuma, estado Carabobo, y contó que desde diciembre hasta marzo ha aumentado el doble el precio de los pepinillos y semillas de mostaza, debido a los costes de fletes.

“La crisis económica nos ha afectado a todos, pero, por suerte, uno puede seguir trabajando en lo que puede y ganando también lo que pueda. Yo semanalmente invierto como Bs. 120 mil y recupero, más o menos, la mitad, pero, la verdad, es que viene menos de la mitad de compradores que en otros años”, dijo.

Del lado de las proteínas, la situación es un poco más drástica, pues Jonathan Martínez afirma que el precio de las gallinas se comercializaban en Bs. 1.500 en diciembre y ahora en Bs. 3.800. Mientras que el pato pasó de Bs. 3.200 a Bs. 5.500.

Así las cosas, pocos compradores venezolanos acudieron este domingo a dicho mercado, quizá, como dijo Lorena Carvajal, “¿cómo voy a venir con frecuencia para acá si una botella de salsa de soya cuesta Bs. 2.500?”.

¿En cuánto el ceviche?

Del otro lado de la ciudad, específicamente en el mercado de los peruanos, que también funciona los domingos, afirman que, a pesar de lo difícil que les resulta importar los alimentos típicos del país suramericano, es más cuesta arriba conseguir en Venezuela insumos como leche, azúcar para preparar, por ejemplo, helados o la chicha morada.

En ambos casos, los índices inflacionarios hacen mella en el funcionamiento de esos mercados que, durante un recorrido lucieron menos congestionados como otrora solían hacerlo, afirman sus vendedores.

Orlando Chiape, es colombiano y está casado con una ciudadana peruana. Ambos viven en Venezuela desde hace más de 40 años y se han dedicado a la gastronomía desde que llegaron al país, cada quien desde su país de origen. En el mercado de los peruanos, venden helados y bebidas refrescantes del país inca.

“Aquí todavía se puede hacer algo de dinero, aunque desde el año pasado cuesta mucho más porque se han limitado más los dólares para adquirir la materia prima, pero, así sea a dólar negro uno sigue acá. Igual, la gente viene y compra”, relató.

Para Ramona de Velásquez, limeña de nacimiento, su trabajo semanal en el tradicional mercado que instala en las inmediaciones de la Casa del Artista, es su fuente de trabajo más estable y, por ello, ve con un poco de preocupación lo que considera una baja “importante en la afluencia de clientes”.

Tan solo con ver los precios, se entendería el porqué de su preocupación. Un kilo de quinoa cuesta Bs. 5.000, mientras que el maíz negro está valorado en Bs. 4.000.

Y si la idea es almorzar, saque sus cuentas: un ceviche cuesta Bs. 2.000, la Causa Limeña Bs. 600 y el famoso plato Todo Perú en Bs. 1800.