Diego Padrón: no estoy seguro si el Vaticano participará de nuevo en el diálogo

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE).- El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Diego Padrón, aseguró hoy que negar el diálogo es un “error”, al tiempo que consideró “muy dudosa” la celebración de la próxima reunión de conversaciones entre el Gobierno y la oposición prevista para este viernes.

En un encuentro con corresponsales de medios internacionales en Caracas, Padrón afirmó que “el responsable principal del fracaso de la mesa de diálogo es el Gobierno” y estimó que “casi no hay resultados” de los encuentros celebrados hasta el momento.

En ese sentido, las declaraciones de los responsables de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de que no asistirán al encuentro del próximo viernes por no haber resultados de las conversaciones hacen pensar al presidente de la CEV que esa reunión “es muy dudosa”.

También la carta que envió a las partes a principios de diciembre el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, es un argumento más por el que Padrón ve complicado el encuentro.

“La carta de Parolin se resume en una pregunta: ¿Dónde están los resultados de la mesa de diálogo? Después de esa carta veo muy difícil que se produzca la nueva sesión”, señaló el también obispo de Cumaná.

“Pero eso es una opinión personal, lo que decida la Santa Sede es otra cosa, yo no sé lo que va a decidir”, agregó.

El representante de los obispos venezolanos consideró que hasta el momento no ha habido “voluntad de las partes de querer dialogar con objetivos y acuerdos previstos para respetar”.

Aún así, recalcó que para la Iglesia el diálogo “es uno de los mejores mecanismos para resolver conflictos” y subrayó que “negar el diálogo es un error peligroso y muy grande porque puede negar el valor de la palabra”.

Padrón destacó que “tarde o temprano los líderes del país tendrán que buscar no solamente el diálogo sino acuerdos en una negociación” que la sociedad civil deberá también apoyar.

En ese sentido, resaltó que “ninguna institución puede por sí sola dar respuesta a la crisis tan grave y tan global” que vive Venezuela, por lo que defendió la necesidad de “articular las diferentes propuestas y programas en un macroproyecto de diseño del país”.

Por su parte, el arzobispo de Mérida, Baltazar Enrique Porras, nombrado cardenal el pasado noviembre por el papa Francisco, consideró que la Iglesia “no puede ser un muñeco con la boca tapada” y dijo que “hay que ser imparcial, no neutral”.

A su juicio, el problema es que “no se acepta que el otro exista, que la Asamblea Nacional es un poder como lo es el Ejecutivo“.

Respecto a la posición de las fuerzas armadas, Porras dijo que los militares “no pueden estar al servicio de una parcialidad”, y Padrón consideró que tienen “una gran responsabilidad sobre la situación tan grave del país”.

“Si algo no queremos es la confrontación y ver al pueblo desangrado”, afirmó el presidente de la CEV, y recalcó que el diálogo “es el único mecanismo” para atender la situación actual.

Crédito: Federico Parra/AFP

Crédito: Federico Parra/AFP

Crédito: Federico Parra/AFP

Crédito: Federico Parra/AFP




Categoría: Venezuela | Claves: Monseñor Diego Padrón