El proveedor de Internet “intervenido” que abandonó a sus clientes

El proveedor de Internet Movilmax fue "intervenido" y cambió de nombre a Patriacell. Ahora dejó de prestar servicio a sus clientes residenciales y su propietario denuncia que la empresa fue "secuestrada".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Movilmax, el único operador de Internet que operaba simultáneamente bajo los estándares wimax y LTE en Venezuela, fue “intervenido”, cambió de nombre a Patriacell, dejó de contestar llamadas en su centro de atención telefónica y desde hace pocos meses no presta servicio residencial. Sus usuarios todavía se preguntan qué pasó.

Movilmax es una empresa de capital peruano -que sigue presente en ese país- propiedad de Omnivisión, la misma empresa que fundó el primer servicio popular de televisión por suscripción en Venezuela (Omnivisión Multicanal) y que fundó la extensión latinoamericana del famoso canal estadounidense HBO, que inició como HBO Olé en esta parte del mundo.

Su presidente, Dick Abanto Ishiwata, ha denunciado en reiteradas oportunidades que la empresa fue “secuestrada” por una junta interventora de la que forma parte Julio Makarem, quien es “compadre” -según el empresario- del presidente Nicolás Maduro y quien tendría también bajo su mando, luego de otras intervenciones, al canal televisivo TVepaco y la empresa de vallas publicitarias Vepaco.

Asimismo, Abanto ha asegurado que el procedimiento de toma de los activos de Movilmax se hizo -a finales de 2014- sin una orden judicial y con “civiles armados”.

Desde entonces, la empresa cambió de nombre a Patriacell, se mudó de local, creó otra cuenta en Twitter y sus usuarios se quejan de que progresivamente dejó de contestar llamadas y de prestar el servicio en casas.

Necesito mi servicio de internet residencial. Lo necesito. Soy estudiante y profesora. Que vuelva el Internet residencial”, escribió la clienta Yuvitza Torres en la misma red social, en un mensaje dirigido a la empresa.

Ayer, 4 de febrero, Patriacell celebró en su cuenta en Twitter, con imágenes de Hugo Chávez y del sangriento intento de golpe de Estado que el expresidente ejecutó en 1992, lo que llamó “día de rebelión de la dignidad nacional”.

Por su parte, Abanto se quejó hace unos días de que el Poder Judicial, Conatel y el Ministerio Público han hecho caso omiso a sus denuncias, por lo que anunció que recurrirá al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), institución del Banco Mundial a la que han acudido petroleras cuyos activos han sido expropiados por el Gobierno venezolano.