“Hay distintas visiones” en Mercosur respecto a Venezuela

Venezuela es un escollo en el panorama de estabilidad regional que Macri quiso trasladar a Berlín -"estamos en un continente sin conflictos bélicos entre sus naciones", dijo- como contraposición a las "aguas turbulentas" que sacuden el mundo actual

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Berlín, Alemania. EFE) – El presidente argentino, Mauricio Macri, cerró en Berlín, con una jornada de carácter económico, una gira diseñada para mostrar en Europa lo que denomina la “nueva Argentina” y dar un nuevo impulso a las negociaciones entre la UE y Mercosur.

“Contento”, fue el término empleado por el dirigente argentino ante la pregunta de cómo se iba de regreso a su país tras pasar por París, Bruselas y Berlín, en una gira que calificó de “fructífera” y donde confluyeron contactos políticos y empresariales al más alto nivel.

Fue una respuesta rápida de Macri, en la entrada a un almuerzo con inversores alemanes, a la que siguió un discurso donde insistió en lo que fue el eje de todas sus intervenciones en Berlín: la invitación a ver en la Argentina de hoy una oportunidad para la inversión.

Argentina vive un momento de “cambio”, recordó, tras su acceso a la presidencia y la respuesta ante la nueva situación, tanto del ámbito político como empresarial, es “sumamente positiva”, afirmó.

En un sentido parecido se había pronunciado en la apertura de un foro empresarial bilateral su titular de Exteriores, Susana Malcorra, quien llamó a los inversores alemanes a generar “trabajo sustentable” en un país que ofrece ahora “reglas de juego claras”.

En apenas siete meses en el cargo, Macri ha adoptado “decisiones muy fuertes”, recordó Malcorra, pero sobre todo se ha distinguido por la “característica poco política” de “cumplir las promesas de campaña”.

“En el primer semestre hicimos los deberes”, prosiguió Malcorra, para enumerar la eliminación de trabas a la importación y exportación y la negociación con los “holdouts” (fondos buitre).

PLAN BELGRANO

“Necesitamos desesperadamente generación de trabajo”, subrayó la ministra, para quien su país precisa una especie de “Plan Marshall”, el llamado “Plan Belgrano”.

El propósito de la gira europea era exhibir a una Argentina que “ha vuelto al mundo” e interesada en dar un nuevo impulso a las largamente estancadas negociaciones entre Mercosur y la UE.

Malcorra admitió, en un aparte con Efe, que es este un propósito “a medio o largo plazo”, para el que deben superarse “dificultades”, especialmente en cuanto a las exportaciones agropecuarias.

A estas dificultades había aludido ya, el día anterior, la canciller germana, Angela Merkel, quien por un lado expresó su aval a las reformas de Macri, pero por otro recordó los recelos que despiertan esas exportaciones no solo en países agrícolas como Francia, sino también en la potencia industrial que es Alemania.

CASO VENEZUELA

A ello se unen incertidumbres políticas, como que Venezuela debería asumir la próxima presidencia temporal de Mercosur.

“Hay distintas visiones entre los miembros de Mercosur respecto a Venezuela”, admitió Malcorra, para recordar que esas diferencias “tienen que ver con la situación” de ese país, pero también con las “dos lecturas” sobre cómo actuar frente a ello.

Por un lado, están los que, como Uruguay, quieren entregar el relevo a Caracas y, por otro, los que desean dejarla en suspenso o postergarla, en parte porque dificultaría la negociación con la UE.

Venezuela es un escollo en el panorama de estabilidad regional que Macri quiso trasladar a Berlín -“estamos en un continente sin conflictos bélicos entre sus naciones”, dijo- como contraposición a las “aguas turbulentas” que sacuden el mundo actual.

A Macri lo acompañaban en su primera visita oficial a Berlín los ministros de Transportes, Guillermo Dietrich; Producción, Francisco Cabrera, y Hacienda, Alfonso Prat-Gay, además de Malcorra, lo que de por sí ilustraba el marcado carácter económico del viaje.


Entre el protocolario paseo por la emblemática Puerta de Brandeburgo y su reunión con el presidente del Parlamento federal, Norbert Lammert, Macri mantuvo hoy encuentros con altos cargos de los gigantes automovilísticos Mercedes Benz y Volkswagen.

Del primero se llevó un compromiso de inversión de 100 millones de euros y el anuncio de la instalación en Buenos Aires de la oficina de Mercedes para toda América Latina. De Volkswagen, otro acuerdo similar, por 100 millones de dólares.

“La Argentina necesita mejorar su infraestructura, tanto a escala de conexiones nacionales como de conectividad con el mundo”, comentó a Efe el titular de Transportes, Dietrich.

El último capítulo de la estancia de Macri, casi camino al aeropuerto, fue la visita al centro de formación profesional del consorcio Siemens, donde conversó con dos jóvenes argentinos que realizan ahí su capacitación, Alejandro Savioli y Marco Canavesio.

Ambos trasladaron al presidente su experiencia, mientras el ministro conversaba con la cúpula de Siemens, consorcio implicado en la fabricación de algo que imperiosamente precisan, el palabras de Dietrich, los habitantes de su país: una buena red ferroviaria.