Pronto “va a desaparecer” la venta de productos por número de cédula

"Hay irresponsables que aplican la venta por número de cédula solo a productos básicos", señaló el Ministro

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

El Ministro añadió que la directiva de centros comerciales no aplicó la medida

(Caracas, Venezuela) – El Ministro para la Alimentación, Carlos Osorio, dijo este martes que “en los próximos días va a desaparecer” la restricción para la compra de productos usando el último número de la cédula de identidad.

Esta información se dio a conocer durante el foro Seguridad Alimentaria en Tiempos de Guerra Económica, y obedece a que la medida aplicada no ha funcionado como debe por causa de, aseguró, algunos “irresponsables” que la aplican solo para la venta de los productos regulados, cuando esta se debía aplicar a todos.

En este sentido, Osorio destacó que estos centros de distribución quieren causar “intranquilidad” en los ciudadanos y no era ese el fin de la medida. “Nosotros observamos que en algunos lugares ya no es necesario establecer la venta de los productos regulados por número de cédula porque están funcionando las captahuellas”, precisó.

El Ministro, quien aseguró que Venezuela cuenta con “abastecimiento para la alimentación del pueblo, para 60, 90, 100 días y hasta más”, añadió también que la directiva de centros comerciales no aplicó la medida y tampoco dejó claro si la medida será levantada para perfeccionarla o sustituirla por otra.

UNA MEDIDA POSITIVA

Para el presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, el levantamiento de la medida de vender productos de la cesta básica por el terminal de la cédula de identidad, es muy positiva, y aseguró que los controles han contribuido a generar mayor escasez.

Es evidente que cuando se instauró cualquier sistema de control, empezó a haber más escasez. Por más moderno que sea el sistema de control se genera mayor desabastecimiento en los anaqueles de los productos elementales”, sentenció.

Con relación a el costo de los productos, Roig indicó que “los costos están disparados porque no hay una política sana de producción, porque no hay una política sana de asignación de divisas, todo se está haciendo en base a un dólar artificial”.