Anular veto a ley que permite demandar a Arabia Saudita, deja vulnerable a EEUU

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Samarium).- El Coronel retirado del Ejército de EE.UU., Octavio Pérez, experto en política internacional, conversó con Sumarium Radio sobre el impacto político y legal para EE.UU. de la anulación por ambas cámaras del Congreso estadounidense del veto del Presidente Obama a la ley que permitirá a las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 demandar al gobierno saudita.

El Coronel Pérez recuerda que esta anulación bicameral del veto presidencial ocurre cuarenta días antes de una elección presidencial, por lo que si hubiera ocurrido esto en otro momento histórico no habría tenido ni el impacto ni tampoco el resultado que vemos hoy. Sin embargo, en el momento actual implicó que de 100 senadores, 97 votaron en contra del veto presidencial, menos Harry Reid quien votó en contra, y otros dos senadores que no estuvieron presentes por razones obvias: Bernie Sanders y Tim Kaine. Quiere decir que todos los republicanos y todos los demócratas menos los senadores mencionados, votaron para anular el veto, y también lo hizo la mayoría de los miembros de la Cámara de representantes por un voto de 348 a 77, porque habría sido un suicidio político para cualquier congresista en un momento electoral decirle al pueblo estadounidense que no merece restitución por el peor ataque terrorista en la historia de EE.UU.

Según el Coronel Pérez hay además cuatro facetas que deben ser analizadas respecto a esta ley:

La primera, es si Arabia Saudita dejaría de colaborar en materia de antiterrorismo si se pasaba esta ley. En su opinión este es un “punto mudo” o un arma de doble filo, porque tampoco a los árabes sauditas les conviene cortar el vínculo de cooperación con EE.UU., pues perderían más de lo que ganarían.

La segunda faceta es económica, y son los 95 mil millones de dólares de los bonos del tesoro de EE.UU. que tienen los árabes sauditas y que pudieran ser retirados por ese país antes de tiempo, pero esto también sería un error porque si hay alguna moneda sólida es el dólar y si hay algún instrumento financiero estable son los bonos del tesoro estadounidense, por lo cual retirarlos antes de su tiempo de vencimiento, implicaría una gran cantidad de penalidades, además de la incertidumbre respecto a donde invertirse ese dinero dado que ningún otro país tiene una banca estable.

La tercera faceta a considerar es la colaboración militar, pues hay que recordar que en Doha, Qatar está el Comando Central y la V Fuerza Aérea, y que en una isla en las afueras de Al Adam en Arabia Saudita está la V fuerza marítima, donde se controlan las guerras de Afganistán, Irak y Siria.

La cuarta faceta, es que los sauditas traten de controlar las zonas de sobrevuelo sobre el territorio saudita, a lo cual los norteamericanos pudieran responder reteniendo los suministros y repuestos de los F-15 y F-16, los tanques y todo el equipamiento que tiene Arabia Saudita que es de origen norteamericano. Es decir que una retaliación saudita en este sentido es también un arma de doble filo para los sauditas.

El Coronel recuerda que hubo un oficial de inteligencia vinculado a la familia real saudí que estuvo monitoreando a varios de los terroristas sauditas del 11-S que fueron a las escuelas de aviación de California y que había colaborado con ellos pagándoles apartamentos, lo que implica que se puede acusar al gobierno saudita no de vínculo directo pero si de negligencia por no haber comunicado esto a EE.UU. Pero el punto central de esta ley es que permite a ciudadanos estadounidenses que tienen alguna pérdida vinculada con los ataques terroristas reclamar compensaciones al gobierno saudita, pero en opinión del Coronel Pérez es muy difícil que esto ocurra de manera individual y sino que más bien se haga de manera colectiva, lo cual tomará años en corte.

Finalmente para el Coronel Pérez la verdadera “pata coja” de esta ley es que abre la puerta a que países que están sujetos a los ataques de drones norteamericanos permitan reclamos contra el gobierno norteamericano, en vista de que el gobierno de EE.UU. está permitiendo que sus ciudadanos hagan reclamos al gobierno saudita. Para evitar esa “consecuencia no anticipada” de esta ley, el Congreso de EE.UU. tendría que pasar cláusulas sobre límites para demandar al gobierno saudita y las pautas sobre cómo hacerlo, a fin prevenir que se hagan contrademandas a EE.UU. Para el experto en asuntos internacionales, “EE.UU. queda algo vulnerable con la aprobación de esta ley, y hay que revisarla para disminuir significativamente ese nivel de vulnerabilidad”.