Alivio para la Vinotinto: Luis Suárez no jugará

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Filadelfia, Estados Unidos. DPA) – El técnico de la selección uruguaya de fútbol, Óscar Tabárez, descartó la participación del delantero Luis Suárez en el duelo de la Celeste ante Venezuela por la Copa América Centenario.

A pesar de que para Uruguay el partido es como una final -la derrota ante México en el primer encuentro obliga a sumar a los de Tabárez si quieren alcanzar los cuartos-, nadie quiere forzar al ariete, que se lesionó en la final de Copa del Rey con el Barcelona hace apenas 17 días.

“Luis Suárez está haciendo rehabilitación y todavía no ha culminado ese proceso. Hasta que no lo termine, no lo utilizaremos. Es más importante Luis Suárez como persona que nuestras necesidades futbolísticas”, señaló Tabárez.

Suárez sufre un desgarro en la parte posterior del muslo y desde el club desaconsejan su participación en la Copa América antes de la fecha de cuartos.

De hecho, durante el último entrenamiento de Uruguay, el equipo jugó un partido desenfadado en el que Suárez, para evitar los remates, se enfundó los guantes y formó como arquero.

En cuanto al resto, Tabárez confía en la experiencia de sus jugadores para sumar la victoria y seguir en la lucha por los cuartos. “Para nosotros es una final, pero se nos ha dado la misma situación varias veces, de perder el primer partido y luego superar la serie con buenos resultados”, recordó el técnico.

Todo apunta en que ante la selección “Vinotinto” Uruguay introducirá algunos cambios respecto a la primera jornada del torneo. En el reparto de petos, Tabárez dio como titulares a Gastón Silva, Gastón Ramírez, el Tata González y Stuani, que no formaron de inicio en Phoenix.

Tras la polémica de los himnos, antes de la rueda de prensa de Uruguay se escuchó varias veces sonar el himno charrúa por la megafonía del Financial Lincoln Field de Filadelfia.

La selección uruguaya, que ante Venezuela vestirá su camiseta de la suerte (la blanca), encontró en la costa este un ambiente más frío que en Phoneix, donde jugaron frente a México, tanto por el tiempo como por los pocos aficionados que acudieron a su última práctica.

Antes de la sesión, el autobús del equipo paró unos segundos frente al Museo de Arte de la ciudad para que los jugadores pudieran fotografiarse al lado de la famosa estatua de Rocky. Cavani y Suárez no se bajaron del auto para evitar provocar un tumulto entre los turistas.