Padres recurren al “trueque” para conseguir pañales y leche

“Yo no puedo hacer la cola por horas para comprar y los revendedores abusan".

Crédito: Reuters
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Conseguir productos esenciales para la crianza de bebés como pañales, cremas contra pañalitis, leche, champús, etc, se ha convertido, desde hace por lo menos un año, en una verdadera agonía para los padres en Venezuela.

Algunos no tienen tiempo para hacer colas y tienen que recurrir a los llamados “bachaqueros”, personas que tienen todos los productos que escasean en los anaqueles pero con elevadísimos precios.

Sin embargo, hay padres que no pueden comprar la mercancía al costo de los revendedores, toman otras medidas, como intercambiar productos a través de anuncios en las redes sociales, algo súper conocido denominado “trueque”.

Ejemplo de esto son las cuentas como @yo_conseguí. “Cambio S-26 Gold de 0-6 meses por leche Enfagrow o Prebio 1 o NAN pro crecimiento. En Caracas”, señala uno de sus tuits.

Este es el caso de Jorge Rodríguez, padre un niño de casi dos años en Maracaibo estado Zulia, quien se vio obligado a pedir ayuda en las redes sociales para conseguir leche y pañales talla XXG.

“Yo no puedo hacer la cola por horas para comprar y los revendedores abusan, no tengo suficiente para pagarles lo que piden. Por un paquete de pañales grande piden hasta 3.000 bolívares (15 dólares a la máxima tasa oficial) cuando el precio regulado es de 200 bolívares (1 dólar)”, dijo al colombiano El Tiempo.

“Los miércoles, que es mi terminal de cédula, trato de conseguir algo, pero la fórmula hace meses no la veo. Traté de darle leche en polvo normal –que tampoco se consigue fácil–, pero no le cayó bien. Como es un bebé grande, le doy un pedacito de plátano hervido o arepa, pero a él le gusta dormir con su tetero. Hemos pasado días sin leche y el sufrimiento es horrible”, narró.

Previendo este caos, mujeres en pleno embarazo hacen su cola para comprar los pañales para cada etapa de su bebé y los demás productos que necesitarán.

LO QUE HAYA

Los venezolanos ante la problemática se ven sometidos a adquirir lo que consigan. “A mi hijito de tres años le tuve que lavar el pelo con Pantene porque no consigo champú de niños”, declaró una señora en una cola de una farmacia.

Las medicinas para los pequeños también son otro dolor de cabeza. “Tenemos fallas de cantidad en polivitamínicos, hierro, ácido fólico; en medicamentos como anticonvulsionantes, antibióticos, desparasitantes, y en casos de enfermedades graves como cáncer. Es un suplicio para la mamá y para nosotros”, expuso el doctor Huníades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP).

“Hemos optado por recetar los nombres genéricos de las medicinas o vitaminas para que cuando comiencen a buscar compren lo que consigan. También tenemos fallas importantes en el suministro de vacunas. El Gobierno, a través del Ministerio de Salud, ofrece gratuitamente las del esquema ampliado de vacunación, pero no todo el mundo acude a los establecimientos públicos, generalmente muy colapsados”, agregó.