Deserción de profesores pone en riesgo la calidad en educación universitaria

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La insuficiencia presupuestaria otorgada a las universidades públicas ha generado como consecuencia una deserción que incluye no solo a estudiantes sino también a profesores con alta preparación, dejando como riesgo el no poder garantizar una educación de calidad en las casas de estudio más importantes del país.

Para este 2018, el Gobierno otorgó a las universidades solo un 18% -1,3 billones de bolívares- de los recursos solicitados, los más bajos en una década, afirmó Nicolás Bianco, vicerrector académico de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Asimismo, un 90% de ese presupuesto se va en sueldos y salarios del personal, según reseñó El Nacional.

“De 5.800 profesores activos que tenía la UCV quedan 4.300 para 44.000 estudiantes de pregrado y 11.700 de posgrado, en 49 escuelas y 11 facultades. La mitad es personal contratado, de medio tiempo, y el resto –entre 1.000 y 1.200– está a dedicación exclusiva y es poco para la población de aproximadamente 60.000 estudiantes que debe hacer investigación y extensión. El problema con este grupo, que tiene la mayor responsabilidad y cuyo enorme esfuerzo nos llevó a figurar en el ranking, se ha agravado”, agregó.

El vicerrector sostuvo que en enero del año 2016 hubo una propuesta para que el salario se ajustara a 1.500.000 bolívares, pero fue cancelado por el Consejo Universitario y ni siquiera se discutió.

“Tenemos una debilidad integral (…) Hubo algunos que se fueron a Ecuador donde les ofrecieron sueldos de entre 4.000 y 5.000 dólares mensuales, pero buena parte se regresó; las condiciones no fueron las que les ofrecieron”, manifestó Bianco.

El rector de la Universidad de los Andes, Mario Bonucci, indicó por su parte que cada vez hay menos interés en ejercer la profesión de educación, debido a los bajos sueldos ofrecidos. Señaló que entre un 26% y 30% del presupuesto asignado cubre cinco meses de actividad, el cual va destinado al pago de salarios, becas y suministros para el comedor, dejando a un lado los gastos de funcionamientos de las áreas de laboratorios, tecnología y maquinarias. “Cuando esto ocurre, la calidad académica disminuye”, destacó.

“La crisis presupuestaria está afectando dramáticamente al estudiantado. Muchos no tienen cómo pagar 120.000 bolívares mensuales de residencia y muchas veces no disponen para cancelar un promedio de 40.000 bolívares al transporte público, que tiene más de 20 años, porque nuestros buses no funcionan. En enero tendremos cifras de deserción”, aseguró Bonucci.

En la Universidad Simón Bolívar, 60 profesores se han retirado este año, y 40 solo en el último mes. Actualmente, cuenta con 734 en su plantilla y solo un 30% está a tiempo completo. “La calidad del profesor, que tiene que ver con su experiencia, se está perdiendo por la migración de profesores experimentados. Eso sin contar jubilaciones”, declaró el rector Enrique Planchart.

“Estamos tan ahorcados que no podemos asegurar una buena educación; estamos a punto de llegar al colapso institucional inducido”, concluyó Bianco.




Categoría: Venezuela | Claves: Crisis Profesores Universidades