El “gringo” que construyó su imperio en Medellín con prostitución infantil

Policías de Colombia anunciaron que "en Colombia le esperan por lo menos 20 años de condena por delitos relacionados a la inducción a la prostitución, tráfico y porte de sustancias psicoactivas y explotación sexual"

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El delincuente Jay Harry Drivas, alias “Jake”, de 53 años, construyó un imperio de prostitución infantil en Colombia, por medio de una página web y una lista de clientes de Estados Unidos.

El criminal originario de Massachusetts, Estados Unidos, se mudó en el 2009 a Medellín, donde inauguró un sitio web “colombiajake.com” en el cual promocionaba paquetes turísticos a los americanos por el precio de USD 10.000, en el que incluía el pasaje del avión, paseos por la ciudad y la compañía de su preferencia, entre ellas las más solicitadas eran las niñas de 12 a 14 años.

“Se podía ver a clientes narrando sus experiencias en locaciones como el parque del Poblado, sobre lo maravillosa que es la ciudad, la buena comida y la excelente atención de su anfitrión”, relató uno de los investigadores.

La Policía Metropolitana del valle de Aburrá inició sus investigaciones tras el sospechoso comportamiento del individuo, ya que los vecinos comentaban sobre su vida de lujo, en su estadía en los mejores restaurantes, con su carro de marca y atuendos de famosos diseñadores. “Era recibido como un rey en la zona de tolerancia del centro de Medellín”, relató un oficial.

El Coronel Alberto Wilches, después de un año de investigaciones y 48 diligencias, logró capturar a “Jake” dentro de su jacuzzi con una niña de 12 años, 33 millones de pesos en efectivo, videos, fotos, cámaras, un catálogo de 200 mujeres y niñas, éxtasis y cocaína, la cual era ofrecida a las menores de edad adictas a cambio de sus servicios, reseñó El Tiempo.

Al detenido le realizarán una prueba psicológica, ya que ha intentado suicidarse 2 veces en la cárcel Bellavista de Medellín, hasta ser enjuiciado en Colombia o Estados Unidos. “En Colombia le esperan por lo menos 20 años de condena por delitos relacionados a la inducción a la prostitución, tráfico y porte de sustancias psicoactivas y explotación sexual que involucra menores de edad. Pero Estados Unidos también tiene la intención de llevárselo para juzgarlo allá”, declaró un oficial.