Vendedores informales evaden exigencias bancarias para obtener puntos de venta

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- A pesar de la escasez de efectivo y de la gran actividad comercial de manera informal que se maneja en las calles venezolanas, los vendedores ambulantes o “buhoneros” no cuentan con acceso legal a puntos de venta afiliados a las entidades bancarias del país, pues se trata de un beneficio que se les otorga únicamente a empresas y establecimientos formales.

“A los particulares o buhoneros no se les da punto. La excepción son los médicos porque tienen consultorio”, informó una trabajadora del Banco de Venezuela que prefirió no ser identificada.

Sin embargo, hay quienes evaden los requisitos exigidos y logran obtener el anhelado servicio. “Compran los puntos por Mercado Libre en dólares o bolívares y vienen de afuera, pero no sé cómo hacen para afiliarlo a la banca”, reveló Félix Paganelli, dueño de Electromatic en Montalbán. En su caso, el banco le descuenta diariamente un 0,8% en débito por las ventas realizadas con su punto de venta propio.

LOS REQUISITOS

Si se trata del Banco de Venezuela, el solicitante debe presentar registro mercantil, copia de la patente, Rif, cédula de identidad de los firmantes de la empresa en original y copia, y la planilla de solicitud que puede encontrar directamente en cualquier agencia o en el portal web. Asimismo, debe contar con una cuenta corriente afiliada.

“Las personas vienen con la carpeta con la solicitud del punto de venta, y la enviamos a la oficia principal, donde se asignan. Los aparatos son gratuitos, en ningún banco se cobran. Se cobra por el servicio el 0,75 por el servicio de la venta que hagan al día y no hay tope de venta y el banco se los instala”, detalló la funcionaria.

Si desea obtenerlo en Banesco, debe contar con una cuenta corriente como persona jurídica o firma personal, línea Cantv, copia del contrato de arrendamiento, cédula, Rif, registro mercantil y planilla de solicitud.

“El aparato no se vende, se establece un contrato y se cobra una comisión dependiendo de la actividad económica del cliente, en base a su venta”, declaró Osdey Labarca a 2001.

Mientras que los comerciantes informales que sí cuentan con un punto de venta, obtienen alrededor de un 10% por cobrar ventas de terceros. “Un compañero vendedor informal como yo, me presta el punto y me cobra el 10% sobre la venta, diario se saca el porcentaje y yo le pago a él”, comentó Jhon Rondón, un vendedor de frutas en la avenida San Martín de Caracas.

El aparato es ofrecido en páginas web de ventas entre siete millones hasta 50 millones de bolívares, dependiendo si es usado, nuevo o liberado.