El rapero criado como “artista y no como delincuente”

El cantante alegó que si sus ideales políticos no fueran de izquierda, “habría tenido más oportunidades en ciertas cosas, porque la industria musical, mundialmente, lo domina la derecha".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Pauline Pérez / Archivo

(Redacción Sumarium).- Formalmente es llamada la Avenida Guzmán Blanco, pero popularmente es conocida como la Cota 905, lugar donde los cuerpos de seguridad no son bienvenidos y el hampa parece el gobernante. Sin embargo, dentro de ella no solo hay sitio para carros robados, drogas y antisociales, también hay espacio para la cultura, la música, la conciencia y para que nazcan artistas como Randy Pedrón Cardona.

“Trukomandante” o simplemente “Truko”, es el seudónimo de este cantante de Hip hop, que entre las cuatro paredes de su casa, y bajo el cuidado de su madre, quien es testigo de Jehová, conoció la “magia” de la música. No fue a la universidad pues es fiel creyente de que lo que hace, no lo enseñan ahí: “Muchas de las personas más creativas no son egresadas de la universidad o de una institución, sino que es gente que se dedicó a ejercer su creatividad por medio de las herramientas que la vida le puso en las manos”, explicó a Sumarium.

Asegura que más que llevar un producto musical, quiere transmitir un mensaje a quienes lo escuchan: “La única universidad que enseña lo que he aprendido, es la vida… Yo decidí eso a los 16 años, me dije que lo que quería aprender no lo iba a encontrar en una universidad”.

Randy nunca salió de su casa, con el que aprendí a desenvolverme en la calle fue con Truko, mi mamá siempre me sobreprotegía de alguna manera. Cuando empecé en el rap, con los grafitis, me di cuenta que las cosas que creía saber en toda mi vida, no eran como las entendía”, sostiene.

Viviendo en una de las zonas más peligrosas de Caracas, como lo es la Cota 905, “Truko” no se dejó llevar por las malas influencias, porque sencillamente “eso no es lo mío. Mi mamá no me enseñó a ser un delincuente… El que es hampón es porque su crianza se lo permitió”, dijo, al tiempo que añadió que tiene muchos amigos que sí son antisociales, y conoce de varios más que tienen que huir de la Cota cuando la Operación para la Liberación del Pueblo (OLP) toma la zona.

“Desde chamo siempre me gustó la música… Me gustaba el Hip hop, aunque no lo conocía como tal; cuando lo conocí me di cuenta que para mí era sencillo rimar. No considero que ningún elemento externo a mi núcleo familiar me haya despertado las ganas de ser músico. Mi mamá me crió como un artista, un cultor, un creativo, no como un delincuente”, aseveró.

Crédito: Pauline Pérez

“LOS PROBLEMÁTIKOS”

Cuando “Truko” conoció a Profeta El Newton, no solo se hicieron buenos amigos, sino también colegas, y luego de compartir tarima en varias oportunidades, decidieron crear el dúo Truko & Profeta “Los Problemátikos”. “Las canciones que hacíamos era para quejarnos, como la mayoría del rap. La gente se dio cuenta de que cada vez que cantábamos se armaba un problema porque una persona se metía con otra, o se ponían ‘brincosos’, y terminamos siendo ‘Los Problemátikos’”.

Cuenta que su apodo nació por la creatividad que tiene desde muy joven: “Randy desde chamito (niño) ha sido burda (demasiado) creativo. Mi hermana más cercana me llevaba 5 años, por lo que no tenía oportunidad de jugar con nadie porque tampoco salía de mi casa por vivir en la Cota… Ahí es cuando me puse creativo, y como la creatividad es magia, me di cuenta que me tenía que llamar Truko”.

El productor musical indicó que en un momento de su vida “entendí que hay que tener voz de mando, que hay que andar por la calle siendo un comandante y no un soldado raso, además de que tengo ejemplos como (Hugo) Chávez, que me parece digno de respeto y comparación”.

NO APTO PARA NIÑOS

Crédito: Trukomandante / YouTube

El compositor explicó a Sumarium que su música va dedicada a adultos, dando un claro mensaje a los padres que no todo es apto para niños: “Mi música va para adultos, no como el reguetón, que no importa todo el contenido sexual que tenga, los carajitos (niños) lo bailan, así sea una fiesta infantil. Por eso uno de mis discos se llama ‘La novela de las 9’, ¿por qué? Porque tenemos toda una vida haciendo o viendo novelas a las 9:00 pm que no son para niños… Yo llevaré mis canciones a tal extremo a ver si en algún momento los padres entienden que esto no es para muchachos, por eso luego hice el disco ‘Horario supervisado’, recalcando eso”.

“ALIMENTO DEL ALMA”

Randy Pedrón Cardona afirmó que la mayor recompensa que obtiene cantando su propia música, es “el alimento del alma, a uno muy pocas veces le llena el bolsillo haciendo esta música, el que quiere ganar dinero hace reguetón, merengue, salsa… yo prefiero que me escuchen. En el disco con el que estoy trabajando trataré de ponerle más movimiento, trataré de ser menos rapero ortodoxo, para que así el pueblo se identifique más con mi trabajo”.

“A mí no me importa sonar como el gringo más arrecho (importante), no me importa ni que el cubano, ni que el argentino, ni que el español me entienda, a mí me importa que mi pueblo me entienda, hablar con un lenguaje con el que la gente se identifique. Tal vez no van a menearse (bailar), pero que les parezca divertido… Yo hablo del barrio, de mi mamá, de mis vecinos, de algo que la gente escuche y se puedan sentir dueños”, espetó “Truko”.

INDUSTRIA MUSICAL “DE DERECHA”

Crédito: Trukomandante / YouTube

El cantante alegó que si sus ideales políticos no fueran de izquierda, “habría tenido más oportunidades en ciertas cosas, porque la industria musical, mundialmente, lo domina la derecha, es algo que me ha cortado las alas cuando he querido llegar a otros públicos, pero es parte del compromiso que uno tiene con el pueblo… Esa siempre va a ser mi convicción. Es el precio que tengo que pagar por estar del lado correcto de la vida”.

“Vivo en Venezuela, trabajo con la gente, en una institución del Estado, que aunque peleo con ellos porque no voy a marchar o por todas las cosas que deberían ser, y no son, y estoy ahí cobrando un sueldo bastante inferior… Tengo un compromiso y lo ejerzo a cabalidad”.

“EL BARRIO SE ENTIENDE…”

Viviendo aún en la Cota 905, “Truko” manifestó que la diferencia de esa barriada en la actualidad a cuando era niño, “es que antes robaban, mataban… ya eso no pasa. El barrio se entiende, eso es lo que yo llamo filosofía popular. De un tiempo para acá el hampa ha entendido que sus vecinos son su propia gente, y con su propia gente no se meten”.

“En la Cota los malandros no se meten con el mismo barrio. Tratan de hacer sus cosas, en la medida de lo posible, para no afectar a la comunidad. En muchas oportunidades la gente se ha visto beneficiada porque (los antisociales) dan dinero para que acomoden la zona”, dijo, y aunque reconoce que es un “beneficio” producto de actos delictivos (secuestros, robos, asesinatos) asegura que igual no lo rechazan: “¿Qué les vamos a decir? ‘No, no vamos a aceptar eso, no acomoden la escalera porque vamos a esperar que llegue el Alcalde’, no, ¿verdad?”




Categoría: Venezuela | Claves: Randy Pedrón Truko