Tortuoso camino para la reconciliación entre Venezuela y España

La canciller Delcy Rodríguez, le dijo al Gobierno de España que "respete a Venezuela porque ya usted fue un imperio derrotado".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, demandó hoy a España que “respete” a Venezuela y advirtió de que el país suramericano se defenderá de “cualquier poder imperial” como lo hizo durante las luchas independentistas hace más de dos centenares de años, así lo reseñó EFE.

“Se lo hemos dicho al Reino de España, a su Gobierno, respete a Venezuela porque ya usted fue un imperio derrotado”, dijo la ministra venezolana durante la apertura en Caracas de la conferencia de embajadores palestinos en América encabezada por el ministro de Exteriores palestino, Riad al Malki.

Rodríguez afirmó que, “si se plantea nuevamente que nosotros tengamos que defender a la patria como lo hicimos hace más de 200 años, aquí está el pueblo de (Simón) Bolívar (prócer independentista venezolano) para decirles que no pasarán y de la misma forma a cualquier poder imperial”.

“Ya nosotros hemos vencido imperios”, añadió la canciller venezolana, que asegura que Venezuela, “al igual” que Palestina, “se enfrenta a poderes imperiales”.

Rodríguez aseveró que su país no acepta “ningún tipo de intromisión ni injerencia” en sus asuntos internos.

Las relaciones entre Venezuela y España se tornaron tensas a mediados de abril pasado cuando el Congreso de los Diputados español aprobó una resolución a favor de la liberación “inmediata” del opositor venezolano Leopoldo López, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y de otros políticos presos.

Al Malki, que se encuentra desde ayer en la capital venezolana, afirmó que el Gobierno palestino está dispuesto a mediar para lograr un acercamiento entre España y Venezuela “si el gobierno” venezolano se lo permite.

La petición de que Malki ayude a “suavizar” las relaciones entre España y Venezuela fue hecha hace dos días al jefe del Gobierno palestino, Mahmud Abás, por el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, según explicó el ministro palestino.

García-Margallo, por su parte, informó el sábado pasado de que la diplomacia palestina podría tener un papel mediador entre Madrid y Caracas y que la visita del responsable de la diplomacia palestina al país caribeño podría ayudar a “suavizar las relaciones” entre España y Venezuela.

Mencionó, además, que abordó la situación con Venezuela durante la reunión que el viernes pasado mantuvo en el Vaticano con el secretario de Relaciones con los Estados, monseñor Paul Richard Gallagher.

DENUNCIAS QUE AGRAVAN LA SITUACIÓN

Aún cuando estas iniciativas abren un camino para el entendimiento, hoy el embajador de Venezuela en España, Mario Isea, lamentó que una parte de la prensa de este país se haga eco de noticias que, a su juicio, forman parte de una “campaña de desprestigio” contra altos funcionarios de su país, de la que la más reciente se centra en el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

La justicia estadounidense lleva años investigando a altos funcionarios en Venezuela bajo la sospecha de que han convertido a este país en un centro de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales, según ha publicado The Wall Street Journal, que apunta a Cabello como uno de los investigados.

“Lamentamos que a diario medios importantes de España hayan reproducido esos reportajes de desprestigio sin pruebas que acrediten lo que dicen”, dijo a EFE Mario Isea.

HAY UN TERCERO EN LA RELACIÓN

Según el embajador, desde hace años “sectores de poder” en EE UU “construyen casos” que vinculan a su país con el narcotráfico y para ello cuentan con el testimonio de personajes relacionados con “el exilio, narcos y prófugos de la Justicia”.

Isea invitó a leer con detenimiento el artículo de The Wall Street Journal para percatarse de que EE UU “paga a quienes estén dispuestos a decir algo útil (contra los altos funcionarios venezolanos) y ofrecerles una nueva vida”, aunque se trata de una estrategia que pasa por “fabricar pruebas”.

Según reseña EFE, Isea dijo que varios medios españoles de alcance participan en la difusión de esas noticias “que buscan el desprestigio” y aseguró que se trata de “un trapo rojo en la campaña electoral en España”.