Antorcha Olímpica ya está en Río de Janeiro

Además de Pelé, Torben Grael y el ex tenista Gustavo Kuerten eran candidatos para encender el pebetero olímpico durante la ceremonia de apertura

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Río de Janeiro, Brasil. Reuters).- La antorcha olímpica llegó el miércoles bajo un cielo nublado a Río de Janeiro, donde fue recibida por el alcalde Eduardo Paes de manos de los ex veleristas brasileños Torben y Lars Grael, a dos días de la largamente esperada ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.

La llama, protegida dentro de una linterna, cruzó la Bahía de Guanabara entre las ciudades de Niterói y Río en una embarcación tripulada por varios medallistas olímpicos en vela de Brasil, un homenaje a uno de los deportes que le ha dado más preseas al país.

Tras viajar 20.000 kilómetros por uno de las naciones más grandes y diversas del mundo, la antorcha arribó a Río cerca de las 9.15 hora local (1215 GMT). A pocos kilómetros de allí, 450 policías fuertemente armados realizaban una operación antidrogas en la favela Alemao, un área cercana a la principal ruta hacia las sedes olímpicas.

Después de recibir la antorcha en una academia naval local, un sonriente Paes la llevó en su primer recorrido por las calles del centro de Río. Algunos manifestantes, protestando por los problemas que ha acarreado la organización de los Juegos, se hicieron escuchar en medio de la multitud, que alentaba al ritmo de tambores y samba.

Su paso por la región sur de Río, Baixada Fluminense, fue marcado por enfrentamientos entre manifestantes que protestaban por mejoras salariales y laborales y la policía en los que resultaron heridas al menos tres personas.

La policía debió usar gas pimienta y balines de goma para intentar dispersar a los manifestantes que buscaban impedir el traspaso de la llama olímpica. Según los bomberos, al menos tres personas resultaron heridas por los balines, entre ellas una niña de 10 años.

La policía militar informó en un comunicado que un grupo de manifestantes arrojó piedras y palos contra los agentes que intentaban liberar la calle para dejar el paso a la antorcha.

El símbolo de los Juegos Olímpicos visitará ciudades cercanas y regresará al centro de Río de Janeiro el jueves, antes de la ceremonia de apertura del viernes en el famoso estadio Maracaná, lugar donde se disputaron las finales de los Mundiales de fútbol de 1950 y 2014.

Encendida en una ceremonia tradicional en Olimpia, en Grecia, la llama arribó a Brasil el 3 de mayo, más específicamente a Brasilia, y desde entonces ha recorrido más de 300 ciudades de todos los estados del país hasta llegar el miércoles a Río de Janeiro.

El nombre del último portador de la antorcha que encenderá la caldera se mantiene en secreto, pero el ex astro del fútbol Pelé reveló el martes que la organización lo consultó sobre su disponibilidad para ser protagonista de la ceremonia.

La semana pasada, fuentes dijeron a Reuters que, además de Pelé, Torben Grael y el ex tenista Gustavo Kuerten eran candidatos para encender el pebetero olímpico durante la ceremonia de apertura.