Sin contratos con la FVF, la Sub-17 femenina juega “por amor a la camiseta”

Pese a sus importantes logros en competiciones internacionales, las jóvenes no son remuneradas ni cuentan con contratos con la Federación.

Publicada por: Iván Eduardo Díaz el ivandiazra@gmail.com

Crédito: AVS

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- Más de 41.000 personas asistieron el pasado domingo 20 de marzo al estadio Metropolitano de Cabudare para ver la final del torneo sudamericano femenino Sub-17 disputado entre Brasil y Venezuela. Una congregación nunca antes vista para un evento deportivo de esta naturaleza y un absoluto récord para el fútbol femenino en la región.

Quizás, la gran pregunta que hay que formular es: ¿A qué se debió semejante demostración de respaldo masivo para una categoría tan ignorada en Venezuela? ¿Entretenimiento? ¿El clamor de una alegría en un país con tantas dificultades? Sea cual fuere el motivo, las futbolistas de la selección nacional de fútbol Sub-17 demostraron un real y extraordinario esfuerzo por poner a su país en lo más alto de su especialidad.

El director técnico de la entidad, Kenneth Zseremeta, siempre se ha mostrado muy mordaz para denunciar la situación de la categoría en las conferencias de prensa y tras los buenos resultados que ha obtenido su equipo: “El fútbol femenino goza del desprecio, del desinterés y de la falta de apoyo”. “Tenemos todos los días funcionando y solo se acuerdan de nosotros cada dos años”, son algunas de las últimas declaraciones del profe panameño.

“SOLO OBTIENEN VIÁTICOS”

Daniuska Rodríguez, una de las goleadoras del torneo, vivía en condiciones de pobreza extrema. Esta semana el gobierno le asignó una nueva vivienda.

La realidad a la que se refiere Zseremeta es que si bien es cierto que las categorías inferiores de fútbol femenino han sido exitosas en torneos internacionales, en Venezuela no existe un campeonato profesional para el desarrollo de las atletas y pese a que hay una competencia adulta avalada por la Federación, los clubes que participan no están obligados a otorgarles un sueldo a las jugadoras.

Lea más: “Me afecta cuando las jugadoras me piden medicinas o ayuda para comer”

El periodista y comentarista deportivo, Cristóbal Guerra, en una entrevista exclusiva para Sumarium afirmó que a diferencia de la liga de fútbol nacional, donde los jugadores extranjeros pueden percibir hasta 5.000 dólares mensuales, las jóvenes de la Sub-17 ni siquiera tienen un contrato con la FVF.

“En cuanto a las muchachas solo obtienen viáticos y eso cuando están concentradas. Ellas son jugadoras aficionadas sin contrato. El entrenador de la Sub-17 se quejaba que algunas le han pedido hasta comprar medicinas para los familiares. Eso te da una idea de lo subestimado que está el fútbol femenino en Venezuela”, enfatizó Guerra.

El periodista también añadió que la Federación cuenta con algunos fondos para financiar a la absoluta y que se sustenta en sus principales patrocinadores para lograr que el fútbol nacional sobreviva.

Pero en el caso de la Sub-17, “las jugadoras no tienen pago, y es posible que la FVF las haya premiado con algún dinero, pero eso es algo que se mantiene en secreto por la misma situación económica federativa. Y más allá del entusiasmo por el título, está el desencanto porque el fútbol femenino no cuenta, no hay una liga organizada que asegure la continuidad. Hay que recordar lo que pasó en el softbol femenino: ¿Dónde está aquel equipo que fue al Mundial y a los Juegos Olímpicos?”, cuestionó.

LA PROFESIONALIZACIÓN ESTÁ EN CAMINO

Kenneth Zseremeta siempre se ha quejado de la falta de apoyo hacia el fútbol femenino. Crédito: AVS

Por su parte, el encargado de las categorías menores del Zulia FC, Miguelángel Acosta, acotó que la profesionalización está en “camino”, según un artículo que publicó Noticia Al Día.

“(El fútbol femenino) se encuentra en una etapa de masificación; en el Zulia FC hemos tenido un buen comienzo, arrancamos con un grupo corto y ya tenemos más de 50 jugadoras. La preparación de los entrenadores también es fundamental para el desarrollo de esta disciplina”, afirmó el técnico zuliano.

Sin embargo, Acosta también insistió que la categoría resalta por la ausencia de incentivos y competencias que permitan una mayor inversión.

Otro de los planteamientos del zuliano radica en lo difícil que se torna la preparación de las jóvenes, pese al auge de talento en las escuelas y comunidades, con el poco presupuesto del que se dispone para la adquisición de balones, uniformes, mantenimiento de canchas y transporte.

LA FVF BUSCA RECURSOS ECONÓMICOS PARA EL BALOMPIÉ FEMENINO

Crédito: Alex Urbina/ Sumarium

Durante la conferencia de prensa del pasado viernes, Laureano González, presidente de la FVF, reconoció que a esta disciplina no se le ha otorgado el protagonismo que se merece y relató que desde que se consiguió arrebatarle la sede del Suramericano Sub-17 a Perú, se le solicitó apoyo económico al gobierno y no se lo dieron.

“No querían darnos la sede y después que nos la dieron, fuimos al gobierno a pedir ayuda y no nos la dieron. Nadie nos ayudó. Tengo que reconocer que el agua y el Gatorade nos lo dio gratis Empresas Polar, el único que nos dio algo y el apoyo policial que nos facilitó la gobernación del estado Lara, todo lo demás lo asumió la Federación”, subrayó González.

Asimismo, el presidente de la FVF aseveró que recibió críticas por el dinero que se invirtió en el torneo.

Vuelvo a tocar el tema de los jugadores que no lo quiero tocar que dijeron: ‘para las carajitas hay plata, para nosostros no’. No, las carajitas no han cobrado nada todavía, van a cobrar sus premios, eso es un compromiso y lo que se gastó no nos duele en absoluto

Por otro lado, se comprometió a buscar el apoyo económico necesario para que las atletas tengan una preparación intensiva fuera del país de caras a sus próximos compromisos internacionales.

“Estamos buscando los recursos económicos que nos permitan adquirir o que nos den las divisas para sacar a las niñas a ese proyecto (…) Ayer nos reunimos con el técnico nacional de la selección de fútbol femenino y nos reunimos con el Ministerio de Deportes que tenemos que reconocer que ha mostrado la mejor disposición de ayudar”, dijo en rueda de prensa.

Las jóvenes atletas de la selección Sub-17 realizaron un loable esfuerzo por poner a su país en lo más alto de su categoría y como se evidenció en el estadio Metropolitano de Cabudare, con su talento, acapararon la atención de todo un país jugando a horas del mediodía, con un sol y un calor inusual del verano. Cada gota de sudor de las vinotinto representa ese extraordinario esfuerzo sin mezquindad, pundonor, egoísmo y sobre todo, un gran amor por su camiseta y la nación venezolana. Sin duda alguna son un ejemplo claro a seguir por todos los deportistas de Venezuela y merecen algo más que un reconocimiento.