Se fueron con la duda, “si no son presos políticos, ¿cómo se les puede calificar?”

Para la delegación internacional de senadores el Gobierno de Nicolás Maduro perdió la oportunidad de demostrar que respeta los Derechos Humanos de los políticos presos al impedirle al grupo visitar a los encarcelados.

Una delegación "esperazada" e "ilusionada" con ver a Leopoldo acudió a Ramo Verde la mañana del viernes. Crédito: Mariely Márquez / Sumarium.
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– El pasado viernes el senador uruguayo Pablo Mieres se unió a la jornada de senadores iberoamericanos que visitaron Venezuela para conocer la situación de los presos políticos y los Derechos Humanos en el país caribeño. Esperaba no tener la misma suerte que el resto de los delegados en su intento de visita a Daniel Ceballos el jueves, en el Sebin, pero se repitió la historia, esta vez en Ramo Verde.

No venimos a crear conflicto ni enfrentamiento, somos respetuosos con las decisiones fundamentales.

“Ayer fue un día oscuro, porque no nos permitieron entrar a ver a Ceballos, y por lo tanto, nos quedamos a las puertas de saber cómo está un preso político, que es un derecho que tienen todos los parlamentarios del mundo, saber cómo están todas las personas privadas de libertad por su ideología”, dijo el senador Josep Maldonado minutos antes de saber que tampoco vería a Leopoldo López.

“Venimos en son de paz, en plan positivo, no venimos a crear conflicto ni enfrentamiento, somos respetuosos con las decisiones fundamentales (…) Estamos en una ilusionada espera, porque nos hace ilusión poder estar con Leopoldo, escucharle, verle, transmitirle ánimo, transmitirle deseos de que recupere la libertad y escucharle”, añadió.

A pesar de tener su documentación en regla, las autoridades de la cárcel donde está recluido el dirigente opositor venezolano Leopoldo López, finalmente impidieron la visita de la delegación internacional de senadores. Así, el grupo, conformado por Ander Gil, del Partido Socialista Obrero Español (Psoe), Dionisio García, del Partido Popular (PP), Iñaki Anasagasti, del Nacionalista Vasco (PNV), Josep Maldonado de Convergència i Unió (CiU) y el uruguayo Pablo Mieres, del Partido Independiente (PI), vio por segundo día frustrado su intento de ver a los políticos presos.

La delegación mostró sus documentos en regla y esperaron la respuesta de los militares. Crédito: Carlos Garcia Rawlins / Reuters.

Desde el Caracas Palace, en Altamira, el grupo de políticos partió a eso de las 8:30 am acompañado de la prensa y otros dirigentes políticos nacionales. La llegada a la cárcel militar se retrasó, en la autopista Panamericana había una gran congestión producto del desalojo de varios asientos rurales en la zona.

Lea también: La OLP tomó el sector El Cují de la Panamericana y hay 113 familias desalojadas

Unas 113 familias fueron desalojadas del sector El Cují, en la carretera Panamericana, la operación causó fuerte congestión en la zona. Crédito: Mariangélica Aumaitre / Sumarium.

“Había algunas dificultades por la autopista, por lo tanto fuimos por otro camino”, comentó Pablo Mieres a su llegada a Ramo Verde, donde fue recibido, al igual que los otros diplomáticos, por un cordón de militares a las afueras de la cárcel militar, mucho antes de llegar a la zona de “la planicie”.

Un alud de reporteros cercó a la delegación. Crédito: Mariely Márquez / Sumarium.

La delegación de senadores españoles arribó a Caracas el pasado miércoles y ese mismo día logró visitar a Ledezma en su residencia, donde está en arresto domiciliario desde abril pasado señalado de participar en planes de conspiración contra el Gobierno.

En este sentido, el uruguayo aprovechó el tiempo de espera para comentar, en medio de un círculo de periodistas y fotógrafos, que tuvo “una conversación muy a fondo” con el alcalde metropolitano. Asimismo, informó sobre reuniones con organizaciones que se encargan de la protección de los DD HH, como Transparencia Venezuela, y en una suerte de conclusión, indicó que el balance de su visita no era más que “la confirmación de las cosas que uno venía escuchando y recibiendo. Hay una afectación fuerte de las libertades y del goce de los Derechos Humanos”.

“Hoy día hay un nivel de manejo arbitrario de lo institucional y afectación de lo que de alguna manera es la independencia de los poderes. Pero venimos en la búsqueda de ayudar a que las cosas se encaminen en el sentido de que las elecciones de diciembre sean lo más libres posibles, y en ese sentido, nos preocupa mucho que se inhabiliten dirigentes de partidos opositores en estos últimos días, que eso implica una afectación de su participación en la elección parlamentaria”, expuso.

Añadió que le parece importante que se abra un espacio de diálogo y “que el Gobierno abra las posibilidades de entendimiento”.

¿ENTENDIMIENTO CON “INJERENCIA”?

“Injerencia, ninguna, al contrario. Lo que uno querría es que las cosas fueran realmente como deben ser”, esto dijo el senador Mieres sobre los señalamientos de algunos oficialistas por su visita.

Justo hoy, el presidente venezolano Nicolás Maduro, consideró una “falta de respeto” que la oposición venezolana invitara a la “ultraderecha española” para que supuestamente trace el rumbo del país.

“Es muy irritante que venga gente de España a decirle a Venezuela qué debemos hacer nosotros, eso es vomitivo (…) no necesitamos que venga la ultraderecha de Rajoy a venir a trazarle a Venezuela, 200 años después (de su independencia) cuál debe ser nuestro rumbo”, dijo el mandatario.

Al respecto, el uruguayo aclaró que su visita es algo “normal en cualquier país democrático”: “Uno va, intercambia opiniones y reuniones con otros partidos de otros países, es el mundo real de hoy”.

Además, espetó que no habían podido concretar ninguna agenda con el Ejecutivo, “no porque no queramos, sino porque no ha habido respuesta de ninguna reunión con representantes del gobierno”.

A juicio del político, este tipo de visitas ayudan a fortalecer la democracia “más allá de lo que diga el gobierno”: “Son gestos que pueden generar oportunidades de diálogo”. 

A esto agregó que la MUD ha transmitido a la delegación que la ruta que transitan es la electoral, la del diálogo y la paz, para lograr la recuperación de las libertades y los derechos, “y de eso no hay que apartarse, y es la voluntad de los dirigentes de la MUD con los que nosotros hemos estado reunidos, y me parece que ese es el camino correcto”.

Por su parte, Dionisio García cuestionó lo que le pareció irritante y vomitivo para el Presidente de Venezuela: “¿Nuestra presencia?, ¿Esta declaración?, ¿Nuestra visita?, ¿Qué es lo que irrita y le produce el vómito al presidente?, me gustaría saberlo para evitarle ese desagrado”.

PLURALIDAD

“Vamos a seguir apoyando a todas estas personas que están injustamente encarceladas”. Crédito: Mariely Márquez / Sumarium.

Ander Gil, planteó que la mayoría de los grupos parlamentarios -“de ideologías muy distintas, desde la izquierda, hasta la derecha”- que estaban a las afueras de Ramo Verde esa mañana del 24 de julio, elaborarían una iniciativa conjunta para “instar a la Unión Europea a que de cara a los comicios legislativos del 6 de diciembre en Venezuela, se ponga en contacto con el Gobierno venezolano y puedan enviar una misión de observadores cualificados para que no haya ninguna duda sobre la calidad y sobre la ecuanimidad del proceso electoral importante que se va a desarrollar aquí”.

Confiemos también en el resultado de la defensa que realizará el expresidente Felipe González.

“No vamos a cejar en esta lucha, en este apoyo, aunque mañana abandonemos Venezuela, vamos a seguir… Confiemos también en el resultado de la defensa que realizará el expresidente Felipe González, que sigue adelante, seguirá viva conforme a lo que establecen los cánones internacionales, así que no damos esta batalla por perdida, vamos a seguir adelante y vamos a seguir apoyando a todas estas personas que están injustamente encarceladas y pidiendo su liberación”, agregó.

UNA ESPERA QUE TERMINÓ EN “TRISTEZA”

El senador Dionisio García se dirigió hacia los funcionarios, ¿Nos dejarán pasar o no?. Crédito: Miguel Gutiérrez / EFE.

Al cabo de un par de horas esperando a las afueras de Ramo Verde, la respuesta de los militares seguía siendo la misma: “no tenemos autorización para que los acompañantes entren”. El senador Dionisio García se dirigió hacia los funcionarios y de forma respetuosa preguntó, ¿nos dejarán pasar o no?, la respuesta… está demás decirla.

A pesar de que se habían tramitado los permisos y los diplomáticos tenían su documentación en regla, no hubo respuesta, ni siquiera a último minuto como sí ocurrió durante la visita a Antonio Ledezma.

“No haremos ningún otro gesto que el de tristeza, el de sentimiento de una oportunidad perdida, tanto por el gobierno como por la oposición, porque nosotros vinimos aquí con voluntad de que la democracia, las libertades, priven en Venezuela. Es un país con una gran historia democrática”, dijo Josep Maldonado al respecto.

Por su parte, Dionisio García, indicó que a través de Lilian Tintori, esposa del opositor preso, quien sí pudo pasar y cumplir con la visita, le llevarían a Leopoldo el abrazo y cariño de la delegación: “Lo que veníamos a hacer, el testimonio, no solo nuestro, sino del parlamento español, de todos los grupos que estamos aquí representados… y el decirle que a pesar de que físicamente está ahí, lo sabemos solo en un edificio aislado, estamos mucha gente en el mundo y, desde luego, en España, todos los demócratas con él”.

Antes de que Lilian se subiera al auto que la llevaría a las puertas del encuentro con Leopoldo, Iñaki Anasagasti renococió “la lucha” que tanto ella como Mitzy Capriles han emprendido en la reivindicación de los derechos fundamentales de los privados en libertad por “causas injustas”.

Nos tiene con la boca abierta la energía, la fuerza y sobre todo la determinación.

“Tienen estas personas un mérito absolutamente extraordinario y su lucha es nuestra lucha, y es la lucha de la democracia y es la lucha de los Derechos Humanos… He visto aquí cómo lucha, cómo trabaja, cómo tiene que aguantar muchísimas cosas y cómo mantiene la fe y la esperanza en el futuro, así como la señora Ledezma. Hemos comentado en la delegación que nos tiene con la boca abierta la energía, la fuerza y sobre todo la determinación”, sentenció.

Los Senadores Iberoamericanos partieron de Ramo Verde aproximadamente a las 11:40 am para acudir a una reunión con la Mesa de la Unidad Democrática y sellar su visita al país caribeño con la firma de la esperada Declaración de Caracas.

Lea también: La Declaración de Caracas que firmaron

La delegación se fue sin ver a Leopoldo. Crédito: Mariangélica Aumaitre / Sumarium.

EL FIN DE UNA VISITA “SATISFACTORIA”

La delegación internacional de senadores que fue invitada por la oposición venezolana manifestó la tarde del viernes su satisfacción por los objetivos alcanzados con este viaje del que se llevan una visión de los derechos humanos de los que consideran “presos políticos”.

Pese a que no pudieron visitar a los opositores encarcelados Daniel Ceballos y Leopoldo López, los senadores señalaron que están satisfechos al haber podido reunirse con diferentes dirigentes políticos y por haber suscrito la llamada “Declaración de Caracas” en la que se realizan varias exigencias a favor de la democracia.

“Yo creo que el conjunto de la visita es muy satisfactoria para nosotros y yo supongo y deseo que también para la causa de la democracia en Venezuela, porque hay que seguir manteniendo abierta la ventana al mundo de las cosas que están sucediendo en este país”, dijo a periodistas el senador español del Partido Popular (PP) Dionisio García.

“Hemos conseguido decirle a todos los venezolanos, a todos sus amigos y a todo el mundo que ahí estábamos”, agregó.

Indicó que el grupo de legisladores sigue pensando que las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre son fundamentales para Venezuela y en este marco democrático electoral ha pedido en primer lugar, como consta en el manifiesto, “que los presos políticos sean liberados”.

También señaló que, en este documento que suscribió toda la comitiva de legisladores, se pidió que cesen las inhabilitaciones de los políticos venezolanos.

En el documento, agregó García, se pide que los comicios parlamentarios cuenten con una observación calificada “con tiempo suficiente” y apuntó que los senadores se comprometieron a trabajar sobre el tema “dentro del propio Parlamento español” en las próximas semanas.

LA OPORTUNIDAD QUE “PERDIÓ EL GOBIERNO”

Para la delegación internacional de senadores el Gobierno de Nicolás Maduro perdió la oportunidad de demostrar que respeta los Derechos Humanos de los políticos presos al impedirle al grupo visitar a los encarcelados.

Si esos no son presos políticos, que nos digan cómo se les puede calificar.

De acuerdo con Dionisio García, en esta última jornada de la visita, “para el gobierno hubiera sido una buena oportunidad” mostrarles a ellos como delegación internacional, que a los políticos presos se les respetan sus Derechos Humanos, pero “no lo han hecho”.

Agregó que es “evidente” que estos tres (Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma) son “presos políticos”, al igual que otros que son personas “desconocidas para el mundo” y que están privadas de sus derechos “simplemente” por haber participado en alguna protesta, escribir en Twitter, o “por estar en el lugar inadecuado”.

“Si esos no son presos políticos, que nos digan cómo se les puede calificar”, señaló.

“Hemos conseguido decirle a todos los venezolanos, a todos sus amigos y a todo el mundo que ahí estábamos”

Lilian muestra a la prensa el documento de petición para que autoricen la visita de los senadores a Leopoldo López en Ramo Verde. Crédito: Mariely Márquez/ Sumarium.

OPINIONES

sumarium

JOSEP MALDONADO

Nosotros vinimos aquí con voluntad de que la democracia, las libertades, priven en Venezuela, es un país con una gran historia democrática.

ANDER GIL

Estamos recibiendo constantemente mensajes de parlamentarios que se están interesando (…) que quieren saber que está pasando, si esto es real lo que les está llegando o no.
No vamos a cejar en esta lucha, en este apoyo, aunque mañana abandonemos Venezuela, vamos a seguir, y que confiemos también en el resultado de la defensa que realizará el expresidente Felipe González, que sigue adelante, seguirá viva conforme a lo que establecen los cánones internacionales, así que no damos esta batalla por perdida, vamos a seguir adelante y vamos a seguir apoyando a todas estas personas que están injustamente encarceladas y pidiendo su liberación.

sumarium
sumarium

PABLO MIERES

Todo lo que signifique obstaculizar la posibilidad de un diálogo con personas que son presos políticos es contrario a ciertas reglas que se deberían cumplir. Creo que todo lo que ocurrió referido a la represión de estudiantes fue un capítulo bastante oscuro de la historia venezolana.
Queremos transmitir la solidaridad del Partido Independiente de Uruguay, aquí estamos en representación de ese partido y ciertamente de una enorme porción de la población uruguaya que está acá representando la búsqueda de un camino de paz y de libertad, de democracia y de respeto a los Derechos Humanos.

DIONISIO GARCÍA

Sinceramente, el Gobierno ha perdido la oportunidad con nuestra presencia acá (…) si no tienen nada que ocultar, si no son presos que estén en condiciones que no sean presentables ante el mundo, ¿por qué nos prohíben?

sumarium
sumarium

IÑAKI ANASAGASTI

Yo personalmente le conozco al alcalde Ledezma, conocí a Leopoldo López en mi despacho en Madrid, y la situación que están viviendo me parece inaudita y que, independientemente de que en democracia puede haber cualquier tipo de acusaciones, sin embargo no hay garantías. Yo que he vivido aquí en este país, que este es un país muy alegre, veo a un país muy triste, veo a una Caracas muy deteriorada.

NO ES LA PRIMERA VEZ

Durante el mes de mayo el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, y el de Bolivia, José Quiroga, intentaron visitar al exalcalde Daniel Ceballos en la cárcel ‘26 de julio’ en el estado Guárico y luego a Leopoldo López en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas.

En esa ocasión no se les permitió el ingreso para la “visita humanitaria” que pretendían hacer para corroborar el estado de salud de los opositores, que tenían -respectivamente- siete y cinco días en huelga de hambre.

Sin embargo, Pastrana y Quiroga sí pudieron conversar con el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, quien ya tenía casa por cárcel.

Este “permiso” abrió una brecha en la opinión pública para discutir el hecho de que el gobierno venezolano parece manejar de forma distinta el arresto de Ledezma con respecto al de López y Ceballos, pues a estos últimos los ha sometido a estrictas prohibiciones de visitas.

Crédito: Mariely Márquez/ Sumarium.

Crédito: Reuters.

Crédito: Mariely Márquez/ Sumarium.

Crédito: Mariely Márquez/ Sumarium.

Crédito: Mariely Márquez/ Sumarium.