Venezuela quiere regresar al sistema internacional de diamantes

La nación petrolera se retiró del sistema internacional hace casi ocho años argumentando que, entre otras cosas, era "necesario paralizar toda la explotación minera en el área por el daño ambiental que puede tener".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE).- Venezuela está “a pocos pasos” de reingresar al Sistema Internacional del Proceso de Kimberley, que regula el comercio de diamantes, del que se retiró en 2008, informaron hoy fuentes oficiales.

“Venezuela actualmente está a pocos pasos de reingresar a la gran familia del Proceso Kimberley, para que nuestros diamantes sean de paz y no sean catalogados ‘diamantes de conflictos'”, señaló el viceministro de minas venezolano, Richard Lozada, según un comunicado.

La información fue dada luego de que se culminó “con éxito” la Misión de Revisión del Sistema de Certificación del Proceso Kimberley en Venezuela, señaló el texto.

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) -ente encargado de la comercialización de los diamantes-, Nelson Merentes, aseguró que en el país caribeño “continuarán los esfuerzos de integración con las diferentes instituciones que se encargan de llevar a cabo el proceso Kimberley”.

“Esta revisión de diamantes se mantuvo por una semana desde el 11 al 15 de abril y estuvo compuesta por representantes de la República Popular China, Angola, Sudáfrica, Canadá, Rusia, la Unión Europea (UE) y la sociedad civil“, indicó Merentes según el escrito.

La misión que viajó a Venezuela tuvo como objetivo verificar la legalidad en la extracción del diamante de las minas, su cuidado y la preservación del medioambiente, necesarios para la certificación y la comercialización.

La iniciativa de reintegrarse al sistema de certificación forma parte de un plan del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para recuperar la economía del país gravemente afectada por la caída de los precios del petróleo.

La nación petrolera se retiró del sistema internacional hace casi ocho años argumentando que, entre otras cosas, era “necesario paralizar toda la explotación minera en el área por el daño ambiental que puede tener”, explicó el entonces viceministro de minas, Iván Hernández.

La salida de Venezuela coincidió con varias acusaciones de organizaciones no gubernamentales que aseguraron que el país caribeño podría haber permitido el tráfico ilegal de diamantes, acusaciones que entonces fueron negadas por Hernández.

Una de las zonas mineras venezolanas fue objeto de atención especial de las autoridades luego de que, hace más de un mes, fueran hallados los cadáveres de 17 mineros asesinados en la región, según las investigaciones producto del enfrentamiento de bandas dedicadas a la minería ilegal.