Entre buhoneros, averías y robos, esta es la situación en el Metro de Caracas

Falta de alumbrado en algunos vagones, aires acondicionados fuera de servicio, aseo deficiente... son algunas de las fallas más recurrentes. Además, los robos en el subterráneo son cada vez más frecuentes.

Publicada por: Jassier Achique el jassierachique@gmail.com @jassier6

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)- El Metro de Caracas ha sido el método de transporte más utilizado en la capital durante los últimos años. Aún así, carece de atención y mantenimiento adecuados para prestar un buen servicio.

Falta de alumbrado en algunos vagones, aires acondicionados fuera de servicio, aseo deficiente… son algunas de las fallas más notorias y criticadas por los usuarios.

Entre las estaciones más afectadas se encuentran varias de la Línea 1. En La California, por ejemplo, se aprecian paredes sin losas, pisos y escaleras sin protectores y con antideslizantes rotos producto del deterioro por el tiempo o por vándalos que se dedican a destruir. En esta estación el mayor daño se ve en los torniquetes, pues solo funcionan tres o cuatro para entrar al sistema.

Chacao, Altamira, Sabana Grande, Los Cortijos, La California y Los Dos Caminos son las estaciones que más presentan fallas con los torniquetes, incluyendo los que facilitan el acceso a personas de tercera edad y con discapacidad, que están bloqueados.

En el caso de La California, los operadores han estado durante las últimas dos semanas cerca de los únicos torniquetes en funcionamiento para reciclar los boletos que quedan dentro de los recipientes y así no perder el dinero por cada usuario que accede a los pasadizos. Las otras estaciones del Sistema Metro no han apostado a la misma estrategia, por lo que se cree que es una pérdida económica de gran importancia.

Antonio Rodríguez, un usuario del municipio Sucre que aborda en la estación Petare, asegura que cuando llega a Chacaíto se siente un fuerte calor al salir del tren. En su opinión, se debe a que esa estación no tiene un buen extractor de aire. Agregó que en los últimos días una de las escaleras mecánicas de Chacaíto ha estado paralizada.

Usuarios coinciden en que los problemas de mantenimiento técnico deben resolverse con mayor premura, considerando que el metro es el transporte más rápido y moviliza a miles de personas a casi toda la ciudad.

MEJOR ADMINISTRACIÓN

Para el ingeniero Aquiles Mora, la falta de una mejor administración ha sido la responsable de “tan lamentable situación”.

“Si nos ponemos a ver no es mucho el trabajo que se debe hacer, pero se debe ser estricto para que no ocurran desgracias ni accidentes dentro las estaciones y los trenes”, dijo a Sumarium.

A su juicio, el incremento de los pasajeros no debería afectar la constancia en el mantenimiento de las máquinas y de los trenes para su funcionamiento eficiente y puntual.

“Los trenes siempre han tenido su tiempo de llegada y salida entre cada estación y eso en los últimos años no se está respetando, aunque es importante por comodidad y seguridad”, señaló.

El sistema Metro de Caracas presta servicio de transporte a 1 millón 200.000 personas a diario, según cifras de la institución.

Desde el 9 y hasta el 18 de septiembre se realizarán obras de mantenimiento en la Línea 2 (estaciones Las adjuntas y Ruiz Pineda), una actividad que, de acuerdo con el ingeniero Aquiles Mora, podría afectar a unas 70.000 personas provenientes del Metro de los Teques.

VENDEDORES, INDIGENTES Y DELINCUENTES

La presencia de vendedores ambulantes y mendigos en los vagones del metro interrumpe la comodidad de los pasajeros y las labores de los operadores. Los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se han activado desde hace varios meses en las estaciones cercanas a Zona Rental y Plaza Venezuela, donde más operan estas personas. Sin embargo, no es este el único problema: la mendicidad y los robos son un mal cada vez más frecuente.

En la mayoría de las estaciones la presencia policial es escasa. Además, en algunas se debe hacer un largo recorrido para llegar a las taquillas de información, por lo que el ambiente es propicio para los robos.

Según Vanessa Moreno, en una publicación para Contrapunto, en 2015 se registraban hasta 40 robos por día (cifra extraoficial). Ese año se determinó que al menos nueve bandas organizadas operaban en el subterráneo.

“No hay una estadística oficial, pero esa es la cantidad que se estima en promedio. Los arrebatones ya no son el único problema de inseguridad, ahora hay bandas organizadas que se dedican exclusivamente al robo en los andenes y vagones”, dijo Alberto Vivas, exoperador del Metro de Caracas y vicepresidente de la Asociación Civil Familia Metro Caracas a la periodista.

Para entonces, una fuente oficial afirmó a ese medio que diariamente en las cinco líneas del Metro se registraban solo 15 incidentes, la mayoría de ellos relacionados con arrebatones y hurto de cableado. Una cifra muy por debajo de la extraoficial.

“BUHONERÍA CERO”

Sumarium visitó las instalaciones administrativas y de seguridad del Metro de Caracas, en la estación La Hoyada, y fue recibido por el Licenciado Héctor Idrogo, quien informó de forma efusiva que ya se inició el plan “Buhonería Cero”.

De acuerdo con la información de Idrogo, “el plan no es improvisado y cuenta con el respaldo del presidente de la empresa Metro de Caracas, Gerardo Quintero”, quien tiene un mayor conocimiento del transporte subterráneo de la ciudad, debido a los 30 años que tiene como empleado de la organización.

Para el plan que busca acabar con los vendedores ambulantes dentro de las estaciones y vagones, cuentan con el apoyo de 252 personas en al menos tres líneas y “de manera progresiva estaremos agregando al resto de los trabajadores en todo el sistema”, apuntó. El proyecto está conformado por el Grupo Móvil de Apoyo, Guardia Patrimonial, Administración y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El vocero agregó que se crearon equipos mixtos “para que no existan vicios” a la hora de capturar a los practicantes de la buhonería. Según el entrevistado, el plan también busca concientizar a los usuarios que ayudan a los buhoneros adquiriendo la mercancía ofrecida.

Los vendedores capturados serán remitidos al Aula de Buen Usuario, donde les darán a conocer las normativas del sistema y deberán firmar un acta de compromiso. Si los buhoneros reinciden en las actividades su caso pasará a la Fiscalía Municipal, quienes acordarán que hacer con el ciudadano de acuerdo a las leyes penales, aclaró Idrogo.

El gerente de seguridad adelantó que en las próximas semanas iniciarán nuevos planes para atacar los delitos de carteristas y a la práctica de mendicidad dentro de los vagones del sistema. Destacó que el presidente Gerardo Quintero tienen el afán de rescatar la calidad del servicio y los valores en el Metro de Caracas.

Crédito: @Caracasmetro

Crédito: @Caracasmetro