La silla en Miraflores… ¿Su anhelada meta?

Un reciente estudio de la encuestadora venezolana Datanálisis reflejó que el político de Voluntad Popular sería un favorito con un 25,2% si se celebraran unas primarias dentro de la oposición para unas presidenciales.

Crédito: AP
Publicada por: Jornelly Aldana el yorne16@gmail.com @NelitaAldana

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Acusado de terrorista y de haber desencadenado la violencia en las protestas contra Nicolás Maduro, Leopoldo López es hoy uno de los políticos opositores venezolanos con más renombre.

Con una maestría en Políticas Públicas de la Escuela Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard y además graduado en Economía de la Universidad de Kenyon, se entregó en 2014 a las autoridades -o a una “justicia injusta” como dijo él- ante una plaza repleta de simpatizantes vestidos de blanco. A partir de allí su historia fue otra.

Y es que su encarcelamiento puso los ojos del mundo en la nación sudamericana cuestionando la justicia y la falta de independencia en los poderes públicos. Organizaciones y personalidades internacionales se pronunciaron decenas de veces a favor de su pronta liberación, llamados que fueron ignorados en Venezuela.

Lo cierto es que después de un año y medio, el opositor de 44 años, hijo de una familia pudiente de Caracas, se perfila como un posible contrincante presidencial para el chavismo, sector que por cierto no deja de repetir que López no será, bajo ninguna circunstancia, presidente de la República.

¿LLENANDO CURRÍCULO?

La gestión de Leopoldo en la alcaldía de una de las jurisdicciones más ricas de Caracas, Chacao, sigue siendo recordada. Durante ese cargo, se hizo fama de ser un administrador eficiente, refiere la agencia AP.

Así, el esposo de Lilian Tintori, una mujer atlética, animadora, excampeona de kite-surfing y quien además a nivel mundial llevó entre sus hombros la lucha por la liberación del padre de sus hijos Manuela y Leopoldo Santiago, empezaba a llenar su currículo con cargos de elección popular, pero la alcaldía mayor de Caracas fue un intento frustrado al ser inhabilitado hasta 2014 por supuesta corrupción.

Este caso fue evaluado por la Cidh, quien emitió un fallo a su favor, pero hasta la fecha ha sido desestimada por el gobierno venezolano.

LAS PRIMARIAS PRESIDENCIALES

Crédito: Reuters

Ante las venideras elecciones de 2012, López, innegablemente un dirigente preparado, vio más allá e hizo pública su aspiración presidencial. Alto crítico a quienes encabezaban la llamada “revolución bolivariana”, lanzó su campaña para unas primarias opositoras que escogerían al rival de Hugo Chávez Frías.

Sin embargo, durante un debate televisado, Leopoldo declinó a favor de Henrique Capriles Radonski, quien finalmente fue el candidato por la unidad.

“El año 2012 será de cambios, juntos vamos a construir esa unidad grande y buscando esa victoria del 7 de octubre mañana, de la mano con Henrique, vamos a hacer un anuncio importante. Buenas noticias se vienen para la unidad grande, para la victoria del 7 de octubre y para la mejor Venezuela”, expuso.

NO SE POSTULÓ A DIPUTADO

Después de una huelga de hambre para exigir la fecha de las elecciones parlamentarias, el opositor no optó por ninguna candidatura para las legislativas de este año.

Leopoldo “cede su espacio a alguno de los presos políticos que sea líder para que mediante su diputación se pueda dar su libertad”, dijo Lilian el pasado 24 de junio.

Por él se postularon otros presos políticos y hasta exiliados.

Esta decisión, más allá de una buena voluntad que no está en duda, pudo ser una estrategia si entre sus metas aún sigue la silla presidencial para el 2019.

LO QUE DICEN LAS ENCUESTAS

Un reciente estudio de la encuestadora venezolana Datanálisis reflejó que el político de Voluntad Popular sería un favorito con un 25,2% si se celebraran unas primarias dentro de la oposición para unas presidenciales.

Capriles quedó de segundo con 17,3%. La encuesta detalló que Nicolás Maduro así sea frente a Capriles o Leopoldo, perdería.

En la misma consulta se precisó que López de 41,5%, frente al gobernador de Miranda con 40,7% y el jefe de Estado 24,3%.